El Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea, que desde hace cinco años convoca la Cámara de la Propiedad Urbana de León, se ha convertido ya en un referente de los aficionados y profesionales de la fotografía de todo el país. El éxito del Certamen era palpable esta tarde en el Museo de León, lugar donde se han entregado los premios de la 5ª edición. Decenas de personas han abarrotado la sala de exposiciones, en la que las obras premiadas y seleccionadas de este año comparten espacio con diez obras del ganador del pasado año, Javier Cañizares. La exposición puede visitarse hasta el mes de marzo.

El objetivo de la Cámara de la Propiedad Urbana es abrir la entidad a la sociedad, al  mismo tiempo que impulsar actividades sociales y culturales de gran impacto, como es el mundo de la fotografía, pero siempre teniendo como referencia la vivienda, los espacios urbanos habitables. De esta simbiosis nació hace cinco años este Certamen fotográfico, otra manera de ver el entorno cotidiano de los ciudadanos. Hay vida más allá del cemento y del hormigón.

El presidente de la Cámara entregó el primer premio/ MC

Ejemplo de esas simbiosis es la fotografía que este año ha obtenido el primer premio “La Casona”, de María del Carmen Gutiérrez Coque, dotado con 1.200 euros. Se trata de una visión diferente del edificio que rompe el barrio de Pinilla de la capital. Una visión desde el interior de una vivienda, que deja ver el enorme edificio a través de una ventana y ante la atenta mirada de un muchacho. Una visión humanizada del frío muro de cemento.

El segundo premio, dotado con 900 euros, lo recogió Mario Fuertes González por su obra “Pendiente de un hilo”, una visión poética de otro enorme edificio de hormigón y cemento, cuya hostilidad se rompe con ropa tendida en una cuerda allá en lo alto.

El premio a la Creación Joven, dotado con 600 euros, ha recaído en “Autopista hacia el cielo”, de María Garrido Melón,  otra visión muy personal de una obra fría y mazacote como es una autovía con sus calzadas separadas. Y es precisamente en esa separación donde la  fotógrafa encuentra un escorzo desde el que humaniza la infraestructura.

Hubo dos menciones especiales para Óscar Roberto Lobato Sánchez, por su obra “Espacio lúdico” y  para Francisco Úbeda Llorente por su fotografía “Estorga. Espacio lúdico”.

El gerente de la Cámara, Miguel Ángel Sánchez/ MC

En total se han presentado en esta edición cerca de cuatrocientas fotografías, procedentes de toda España. La única condición es que el motivo sea de la provincia de León. De hecho, para incentivar la participación de fotógrafos de la provincia, esta exposición viajará en los próximos meses a Astorga y a Ponferrada y a Palencia, fuera de la provincia. Y es posible que pueda ser colgada en otras salas de otras localidades.

El acto fue presentado por el gerente de la Cámara, Miguel Ángel Sánchez, quien se mostró muy satisfecho por la trayectoria ascendente de este Certamen y por la gran acogida del sector del arte de la fotografía y del público en general. Acudió en pleno la directiva de la Cámara.