El comercio de proximidad de León comenzará a abrir de forma progresiva a partir de este lunes, 11 de mayo, a pesar de que la capital y las cabeceras de comarca de la provincia  no han ascendido a la fase 1 del proceso de desescalada. Ello quiere decir que los comercios de menos de 400 metros cuadrados pueden abrir sus puertas y atender a los clientes mediante cita previa. Sólo se permite un cliente por empleado en el interior de la tienda.

La mayoría de los comerciantes leoneses decidieron no abrir sus puertas el pasado lunes 4 de mayo, cuando entró en vigor la fase 0, con la esperanza de que el 11 de mayo León pasaría a la fase 1. No ha sido así, pero los comercios han decidido abrir sus puertas, con las restricciones anunciadas.

Calle comercial de León/ MC

La mayoría de los comerciantes han llevado a cabo estos días de atrás las reformas necesarias, como instalación en algunos casos de mamparas y, sobre todo, la adecuación de los probadores, en el caso del textil. En todos los sectores se ha hecho acopio de desinfectante, mascarillas y guantes porque las medidas de seguridad e higiene son muy escrupulosas. Hay que higienizar la ropa y desinfectar continuamente espacios comunes como  mostradores, puertas y otras zonas y elementos comunes. Los baños de los comercios no pueden ser usados por los clientes.

En todos los casos, durante los últimos días se ha potenciado el envío a domicilio, incluidos los comercios textiles, lo que ha obligado a actualizar medios tecnológicos como las páginas webs, aplicaciones telefónicas y otros medios telemáticos.

Los restaurantes mantienen su actividad bajo mínimo: sólo se puede abrir para elaborar comida para llevar, que han de recoger, mediante cita previa, los clientes. No hay todavía servicio de terraza en bares y cafeterías, aunque los hosteleros ya trabajan con el Ayuntamiento para elaborar las medidas a aplicar a partir de la fase 1. El Ayuntamiento está dispuesto a restar espacio de aparcamiento y para uso de coches para que se pueda ampliar el espacio disponible para terraza, toda vez que sólo se podrá instalar el 50% de las mesas.

Algunos comercios ya abrieron el 4 de mayo/ MC

Durante esta semana una prueba de la escalada hacia la normalidad ha sido la apertura de peluquerías y servicios de estética, como manicuras, cuya lista de espera en algunos casos sobrepasa los diez días. También han comenzado a abrir, aunque con cautela, algunos comercio regentados por chinos.

Los comerciantes temen que la apertura de sus establecimientos en la fase 0 no sea rentable, dadas las restricciones. La flexibilidad en la aplicación de los ERTEs y la vocación de servicio ha impulsado a los comerciantes a abrir sus puertas e ir incorporando personal de forma progresiva. Así y todo, temen que los ingresos estén por debajo de los costes fijos.

Todos los comerciantes están están esperanzados en un repunte de la actividad debido a la toma de conciencia de los ciudadanos sobre la importancia del comercio de proximidad. Todos desean que  esta toma de conciencia  no sea una moda pasajera y que se consuma más en los comercios de barrio.

FASE 1

Sanidad de la Junta de Castilla y León espera volver a solicitar al final de esta próxima semana la inclusión de otras zonas de salud en la fase 1. Recordar que este lunes sólo las zonas rurales de Truchas, Matallana de Torío y Riaño se incorporarán a la fase 1.

En el resto de la provincia siguen en vigor normas como las franjas horarias de paseo y para hacer deporte, así como la prohibición de viajar por la provincia. Los usuarios de los transportes públicos deben llevar obligatoriamente la mascarilla.