El Círculo Empresarial Leonés (CEL) celebró ayer una nueva jornada on-line en abierto dedicada en esta ocasión a analizar la situación actual del comercio y las medidas para la recuperación del sector.

En ella han participado responsables de Comercio de las administraciones tanto regional (Junta de Castilla y León) como local (Ayuntamientos de León y Ponferrada), así como representantes empresariales del CEL de este sector (León Gótico y Templarium), además de su presidente, Julio Álvarez, moderados en esta ocasión por el director del Diario de León, Joaquín Torné.

Todos ellos, desde el Director General de Comercio de la Junta de Castilla y León, Luis del Hoyo a las concejalas de León y Ponferrada, Susana Travesí y Lorena Valle y los empresarios y vocales de la junta directiva del CEL, Juan Dopico, Felipe Álvarez, además de su presidente, Julio Álvarez, coincidieron en la necesidad de mayor unidad política, un trabajo colaborativo y consensuado entre las distintas administraciones y los distintos sectores empresariales, en este caso el Comercio unido a la Hostelería y el Turismo, para poder reactivar el consumo y generar seguridad y confianza en los clientes.

El comercio en León supone una contribución del 20% al PIB provincial, dos puntos más que en Castilla y León, donde el comercio al por mayor y menor supone en torno al 18% con 136.000 personas ocupadas. La importancia del comercio en León es también porcentualmente superior a la media en España, donde este sector supone el 13% del PIB y es el que más empleo concentra, con un 17% del total. Se estima que las empresas de esta actividad en todo el país alcanzaron una facturación de 770.133 millones de euros.

En cuanto al número de establecimientos en la provincia de León y el empleo que generan, existen alrededor de 6.200 comercios, 3.800 concentrados en la capital, en los que trabajan más de 15.100 personas, 5.764 en la ciudad de León. Son los datos que presentó Joaquín Torné para visibilizar la importancia de esta actividad en la economía provincial.

LUIS DEL HOYO: ES NECESARIA UNA NUEVA ESTRATEGIA PARA EL COMERCIO QUE LE DOTE DE RECURSOS FINANCIEROS

Del Hoyo destacó el momento de incertidumbre y de debilidad financiera que vive el sector y la necesidad de hacer un diagnóstico y diseñar una estrategia de retorno aportando medios y recursos económicos y financieros. En este sentido, anunció la próxima salida de una convocatoria con dos líneas de ayudas destinadas a pymes comerciales, por un lado, y a promoción comercial, por otro, con un presupuesto de 680.000 euros en este último caso para campañas promocionales del comercio de proximidad. El Director General de Comercio de la Junta de Castilla y León quiso quitar dramatismo a las medidas de seguridad y pidió aplicar el sentido común en los protocolos.

“Estamos trabajando en una Nueva Estrategia para el Comercio 2020-2024 que contempla el desarrollo de una red de Agentes de Comercio interior, la digitalización del sector, estimular el consumo generando seguridad y confianza al consumidor, recuperar la formación para el comercio y seguir apostando por el asociacionismo y la colaboración entre comercios a modo de economía circular”.

Hablando del inicio de las rebajas, del Hoyo apuntó “que no es competencia de la Junta, pero se baraja el 15 de agosto” y descartó ampliar el número de festivos que pueden abrir las grandes superficies en Castilla y León, actualmente fijado en 10.

SUSANA TRAVESí: «LOS PLANES INSTITUCIONALES DEBEN REFORMULARSE DEBIDO A ESTA CRISIS»

La concejala destacó el empleo que genera la actividad comercial en la ciudad – casi 15.000 puestos de trabajo a finales de 2019 – y explicó las actuaciones que está llevando a cabo el consistorio leonés a través del Consejo Municipal de Comercio y su Plan de Dinamización «que tiene que reformularse debido a esta crisis» y de las tres mesas de trabajo convocadas para reactivar los sectores de Hostelería, Comercio y Turismo, conformadas por técnicos municipales y representantes empresariales y sindicales, sin presencia política. Estas mesas han iniciado hoy sus trabajos con Hostelería y continuarán esta semana con Comercio y Turismo.

“Trabajamos en seis líneas estratégicas para reactivar estos tres sectores tan importantes para León, con campañas de comunicación, acciones de sensibilización, potenciación del uso de las tecnologías, de la formación, etc., además de medidas fiscales como la supresión de la tasa de ocupación de las terrazas y la reducción de otros tributos”

LORENA VALLE: «HAY QUE TRABAJAR JUNTOS Y GENERAR CONFIANZA»

La concejala de Comercio y Consumo de Ponferrada lanzó un mensaje de tranquilidad derivado de la confianza mutua del sector y las organizaciones empresariales en salir de la crisis trabajando juntos ante esta situación.

“El ayuntamiento de Ponferrada trabaja para contrarrestar los terribles efectos socioeconómicos de la pandemia, especialmente en el comercio con un Plan de ayudas sociales y de Reactivación económica, teniendo en cuenta y contando con las opiniones y necesidades de los sectores afectados”.

Valle apuntó la conveniencia de trabajar en una marca o distintivo de seguridad para generar confianza y diseñar campañas para impulsar el comercio de proximidad.

JUAN DOPICO: «NECESITAMOS REDUCIR LA CARGA IMPOSITIVA Y MAYOR COORDINACIÓN EN LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD»

El vocal del CEL y presidente de León Gótico puso de relieve el trabajo que están desarrollando las asociaciones de comercio, preparando líneas de actuación para recuperar la actividad y el impulso perdido, sin olvidar que lo importante es “salvar empresas, comercios, porque estaremos salvando personas. Veo preocupación en el sector, a la clase política muy superada, descontento con la gestión de los bancos, con ese retraso en la concesión de las líneas ICO y con tendencia a aumentar las comisiones en el pago con tarjetas…”

Dopico pidió reducir la carga impositiva y mayor coordinación y consenso en las medidas de seguridad “porque cada comerciante ha ido tomando las suyas sin saber cuáles son las buenas” reclamando unidad a los políticos y transmitir sensación de naturalidad a los comerciantes.

Propuso ideas para la promoción del comercio y la hostelería en la España vaciada, “buena para evitar contagios” y animó a todos a reactivar nuestra vida social consumiendo en nuestros barrios. “Es más importante que nunca gastar cada euro lo más cerca de casa que podamos”.

FELIPE ÁLVAREZ: «NECESITAMOS SOLUCIONES: SI LA GENTE SIGUE CONFINADA NO TIENE SENTIDO ABRIR»

El vocal del CEL y presidente de Templarium, insistió en la situación alarmante del comercio de Ponferrada y en que su reapertura tiene que ir ligada a la hostelería. Criticó la incertidumbre total, el desamparo que sienten los comerciantes, la legislación a golpe de sorpresa y la apertura precipitada el día 4 sin tener información suficiente ni protocolos claros.

“Si la gente sigue confinada no tiene sentido abrir, y menos sin tener la seguridad de cómo vamos a hacerlo, cómo se reincorporarán los trabajadores que están en un ERTE, qué apoyos tendremos de las instituciones, etc”.

Pidió soluciones a la Junta y al Gobierno central y el retraso del período de rebajas al mes de agosto, además de no permitir a las grandes cadenas los descuentos agresivos previos a la campaña de rebajas.

JULIO ÁLVAREZ: EL COMERCIO DE PROXIMIDAD NECESITA DE LA HOSTELERÍA PARA SU REACTIVACIÓN

Finalmente, el presidente del CEL, clausuró la sexta jornada incidiendo en la importancia de fijar objetivos, en concreto, salvar los 6.200 comercios y los 15.000 puestos de trabajo que genera el comercio en la provincia.

Coincidió en que el comercio de proximidad necesita también de la hostelería para su reactivación y confió en que las mesas de trabajo convocadas por el ayuntamiento funcionen. Denunció la situación de incomodidad, inquietud e incertidumbre del sector empresarial respecto a la actuación del gobierno central afirmando que se han sentido «totalmente abandonados por el gobierno de la nación, por lo menos la Junta de Castilla y León y los Ayuntamientos de León y Ponferrada nos han escuchado”.

Álvarez pidió a los participantes en la mesa “que hagan fuerza para que los ERTEs no se extingan cuando lo haga el estado de alarma” y finalizó agradeciendo a los socios su comportamiento en la pandemia y con el deseo de que “la economía colaborativa que hemos estado ejerciendo se quede en nuestro día a día”.