Concejo telemático de juntas vecinales

El acceso a una capacidad de internet de calidad ha sido una de las principales demandas de la primera asamblea telemática de juntas vecinales, organizada de forma telemática  por la Federación Leonesa de Entidades Locales en la jornada de ayer. Han partido 48 representantes de juntas vecinales de León y una de Burgos.

La reunión duró 2 horas y 41 minutos, y se retransmitió en directo por YouTube, por el canal que tiene la Federación de Concejos, donde se puede consultar: https://www.youtube.com/watch?v=gKzdIhiIr38

La Federación se ha mostrado satisfecha con esta primera experiencia, según manifiestan en una nota de prensa. El presidente de la Federación, José Luis de Torre, agradeció la participación de todos y emplazó a los asistentes a nuevas reuniones, “pues esto no ha hecho más que empezar. La voz de los pueblos se va a empezar a oír con más fuerza”.

Las conclusiones consensuadas en este concejo de juntas vecinales  son las siguientes:

  1. “Se ha criticado que no se hayan tenido en cuenta a las juntas vecinales en la gestión de la crisis sanitaria, siendo las que mejor conocen la realidad de cada pueblo y de sus habitantes. Han podido colaborar y muchos ayuntamientos y administraciones superiores no han contado con ellas. A los pueblos no han llegado las mascarillas en condiciones de garantía sanitaria, y por supuesto, no se han hecho test de ningún tipo.
  2. Se reclamó la intervención de las juntas vecinales en el diseño y gestión de las políticas de reconstrucción económica y social. El diseño de muchas políticas debe partir de abajo arriba, contando con las comunidades locales. Son las que tienen el conocimiento de la realidad que sufren las personas mayores, y también los agricultores, ganaderos. Se ha apostado decididamente por el localismo, por hacer oír la voz de los pequeños pueblos en todos los ámbitos de decisión.
  3. Se constató la importancia del papel de las mujeres en las juntas vecinales, y de cómo ellas han participado intensamente en este primer Concejo General, planteando muchas de las iniciativas.
  4. Se criticó que un hubiera sensibilidad y sentido común con el mundo rural, para poder permitir el cultivo de los huertos de autoabastecimiento en los pueblos, o el poder ir a recoger leña al monte, actividades que, hechas con garantías, son necesarias para la economía de los vecinos de los pueblos.
  5. También se pidió que se contase con las juntas vecinales en la planificación de las tareas de reconstrucción económica, pues son ellas las titulares de bienes comunales y montes públicos. Y desde el punto de vista de asistencia social, son las que pueden apoyar, como han hecho muchas de ellas, a las personas en peor situación. El papel del trabajo comunitario y hacenderas debe ser más importante, y debe no solo permitirse, sino apoyarse y facilitarse.
  6. La recuperación económica de la provincia no debe dejar atrás a los pueblos, y las Juntas Vecinales tienen que ser parte activa en el diseño.
  7. Se ha querido desde los asistentes al Concejo reconocer la labor de los agricultores y ganaderos y el sacrificio que están haciendo para mantener el abastecimiento de alimentos. También se reclamó una mayor sensibilidad ambiental para proteger el desarrollo de los pueblos.
  8. A la vista del éxito de esta primera reunión telemática se acordó hacer periódicamente otras monográficas y otras generales, para seguir trabajando de forma conjunta, fortaleciendo la Federación de Concejos. Es necesario reformar la legislación local y la ordenación del territorio de nuestra provincia para dar un papel, ahora inexistente, a las Juntas Vecinales y a los Concejos”.