Si hace unos días hablábamos del drama del envejecimiento de la provincia leonesa hoy queremos poner de relieve que a esta dramática tendencia se suma otrano menos preocupante, la de la despoblación.

La provincia ha perdido un 25 % de la población desde que comenzara el siglo XXI, hace algo menos de dos décadas. El declive demográfico es imparable, y ya lo sufren casi el 90 % de sus localidades.

UNA PROVINCIA Y UNA COMUNIDAD EN DECLIVE

Ya son más de 1.245 municipios de la provincia de León los que han perdido al menos el 25 % de su población desde que finalizaron los años noventa. Además, la comunidad autónoma de Castilla y León ha sufrido pérdidas demográficas en el 87,19 % de sus núcleos de población: en los últimos 18 años se ha reducido nada menos que el padrón de 1.960 localidades.

LAS ZONAS RURALES DE LEÓN

Con respecto a las zonas rurales, se hace más patente la pérdida de la población, así como el envejecimiento de los habitantes que quedan en ellas. Algunas de las razones principales apuntan a la falta de comunicación y de oportunidades tanto laborales como de formación de dichas zonas, que hacen a la mayor parte de la población migrar y desarrollarse en grandes capitales.

España ha ido viendo en estas dos últimas décadas un aumento paulatino de la despoblación en el mundo rural. Este es un factor que en Castilla y León ha afectado a con especial crudeza, con datos que solo afectan de un modo parecido a las comunidades de Asturias y Extremadura.

La comarca leonesa de la Cabrera es la que más ha sufrido este problema, con apabullantes cifras que rozan la desertización

.

 En definitiva, la caída de la población se ha concentrado en 1.245 municipios de Castilla y León. La provincia leonesa padece este problema especialmente y numerosos municipios ya cuentan con menos de 100 vecinos.