Sede del FMI en Estados Unidos

En plena crisis sanitaria por el coronavirus, en plena crisis institucional en la Comunidad de Madrid, el Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de anunciar que la economía española será la que más retroceda este año (-12,8%) de toda Europa. También será la que tarde más años en recuperarse. La caída de la economía de la zona euro será este año del -8,3%.

Por detrás de España se sitúan Italia, con una contracción del -10,6 %; Francia, con -9,8 %;  y Alemania, -6 %. La  causa de estos retrocesos es la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

Para 2021, el Fondo prevé un repunte moderado en la zona euro del 5,2 %, ocho décimas menos de lo esperado en junio, gracias al paquete de recuperación aprobado por la Unión Europea (UE) de 750.000 millones de euros.

Por países, España crecerá un 7,2% el próximo año; seguida por Francia, un 6%; Italia, un 5,2%;  y Alemania,  un 4,2%. “Como resultado de la relajación de los confinamientos y el rápido despliegue de apoyo político a una escala sin precedentes por los bancos centrales y gobiernos, la economía mundial está comenzando a recuperarse de las profundidades de su colapso en la primera mitad del año”, ha asegurado Gita Gopinath, economista jefe del Fondo, al presentar el reporte.

La tasa de desempleo media en la zona euro será del 8,9% a finales de 2020 y del 9,1% el próximo año, aunque en el caso de España estará casi en el doble de ese porcentaje, al mantenerse en el 16,8% hasta finales de 2021, según los cálculos del FMI.

Desde el FMI se advierte que “el empleo sigue estando por debajo de los niveles de antes de la pandemia y que el mercado laboral se ha vuelto más polarizado, con los trabajadores de bajos ingresos, los jóvenes y las mujeres como los más afectados”.