Los grandes festivales de verano, en el aire

El Gobierno ha aprobado una batería de medidas de apoyo al sector de la Cultura, por un importe de 76,4 millones de euros. Las medidas se contienen en un real decreto, «medido, pensado, justo y que llega en el momento oportuno», que recoge un paquete de medidas para «defender» y reforzar el sector cultural en la crisis sanitaria, según ha anunciad el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

Una de las medidas más importante y demandada por el sector es el acceso extraordinario a la prestación por desempleo para los trabajadores de la Cultura que no se hayan podido beneficiar de las medidas generales establecidas tras el coronavirus”. Esta medida afecta al 45% de los contratos de trabajo del sector artístico.

El real decreto incluye una línea de crédito para financiar pymes, para ello dotarán de 20 millones de euros a la Sociedad de Garantía Recíproca, CREA SGR. Con esta medida cada uno de los ámbitos del sector cultural, libro, artes escénicas, música, cinematografía y audiovisual accederá a un mínimo de 40 millones de euros.

Otras medidas se refieren al aumento en un 5% de los porcentajes de deducción previstos para las donaciones y posibilitar el abono de los gastos subvencionables realizados, cuando los proyectos o actividades no hayan podido llevarse a cabo, total o parcialmente, a causa del coronavirus. Asimismo, los profesionales del sector artístico podrán percibir anticipos e indemnizaciones en caso de aplazamiento o cancelación de las actuaciones contratadas con el sector público, siempre que los contratos no excedan los 50.000 euros.

Las artes escénicas y de la música recibirán una partida extraordinaria de 38,2 millones de euros. Estas ayudas se concederán por una sola vez, y en régimen de concurrencia competitiva, a través de dos líneas: Ayudas al sostenimiento de las estructuras culturales de toda índole y Ayudas a las actividades escénicas y musicales y proyectos culturales.

El sector del cine ve cómo se amplían los plazos y se flexibiliza el cumplimiento de las obligaciones y requisitos de las ayudas de producción a largometrajes y cortometrajes sobre proyecto, algo importante ya que todos los rodajes de este año se encuentran absolutamente paralizados. Asimismo, las salas de cine contarán con una línea de crédito de 13,2 millones de euros para la concesión directa de subvenciones a los dueños para  financiar gastos para implantar medidas higiénicas y de seguridad derivadas de la pandemia del coronavirus.

La industria del libro recibirá una ayuda extraordinaria de cuatro millones dirigida a las pequeñas librerías para evitar su cierre, una medida a la que se suma la reducción del IVA de libros electrónicos y prensa digital del 21 al 4%, así como a la apertura de las librerías con el sistema de cita previa, a la que seguirá la próxima apertura de estos comercios en la fase 1.

FESTIVALES

En cuanto a los grandes festivales previstos para este verano, como los de teatro de Mérida o Almagro, entre otros, el ministro de Cultura ha afirmado que habrá que «esperar» para decidir si se pueden celebrar musicales de verano y que se seguirán los «criterios sanitarios» y el «principio de prudencia». El plan de desescalada llega hasta junio e incluye varios sectores culturales, pero deja fuera los certámenes de verano, que mayoritariamente van más allá de esta fecha.

El ministro ha sido prudente y ha añadido que «responderemos a eso cuando llegue el momento», ha asegurado Uribes, que ha pedido «explorar» la vía de los aplazamientos para hacerlos «cuando la situación lo haga posible». Con todo, ha reconocido que para este sector es «difícil» la apuesta para posponer porque los aboca al año siguiente. También ha anunciado que trabajan para encontrar una «solución equilibrada» para el retorno de entradas