Las ministras Calviño y Montero

El Gobierno ha presentado hoy sus grandes cuentas para el próximo año 2021. La más espectacular es, sin duda, la previsión de techo de gasto que sube hasta los 196.097 millones de euros, la cifra más alta de la historia de España. En 2020 el techo de gasto fue de 127.000 millones de euros.  El techo de gasto es una medida imprescindible para elaborar los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene.

Tras el consejo de ministros de esta mañana, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado en rueda de prensa que el aumento del techo de gasto se debe a partidas extraordinarias necesarias para combatir la pandemia del coronavirus y mayores gastos destinados a la dependencia, el ingreso vital mínimo, educación o las aportaciones de la Unión Europea. Asimismo, hay que sumar las dos transferencias que se van a efectuar a la Seguridad Social y a las comunidades autónomas desde el Estado central y que serán de 18.396 millones de euros y 13.486 millones de euros, respectivamente para afrontar parte de su déficit.

Además, se van a incorporar los 27.436 millones de euros en que se calculan los recursos comunitarios que llegarán a España el año que viene tanto del mecanismo de recuperación y resiliencia como del fondo React.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, calificó el techo de gasto como de un nivel “inédito, que no permite comparación con los ejercicios pasados” y añadió que “refleja la ambición de este Gobierno para marcar un antes y un después en la configuración del presupuesto” para “abordar las transformaciones que necesita España”.

CAIDA DEL PIB DE UN 11,2%

En cuanto a las previsiones de cierre de la contabilidad nacional para este año, la ministra y vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha empeorado las previsiones económicas del Gobierno y prevé ahora un desplome histórico del PIB del 11,2% este año como consecuencia de la crisis del coronavirus, frente al 9,2% estimado con anterioridad.

Por su parte, la tasa de paro se situará en el 17,1%, dos puntos menos que el 19% estimado antes.

Para 2021, el Gobierno estima un alza del PIB del 7,2%, en este caso por encima del 6,8% estimado en las anteriores estimaciones. Para el próximo año, la tasa de paro se situaría en el 16,9%, también algo mejor que el 17,2% previsto inicialmente.

Calviño aseguró que la recuperación de la economía española “está en marcha”, aunque admitió que se trata de un impacto muy desigual entre los diferentes sectores, con una recuperación más lenta en el turismo, el transporte o la hostelería, y en algunas comunidades muy dependientes del turismo, como Canarias o Baleares.

Según Calviño, esta singularidad de España, con un mayor peso en el PIB de estos sectores, explica el “peor comportamiento relativo” de la economía española, a lo que se une otro “elemento de vulnerabilidad”, como es el pequeño tamaño de las empresas españolas, con un menor músculo financiero.

DEUDA PÚBLICA

En cuanto a la deuda pública, la vicepresidenta tercera ha explicado que cerrará 2020 en el 118% del PIB por las medidas adoptadas para afrontar la crisis provocada por la pandemia, un aumento de 20 puntos que, sin embargo, no supondrá la emisión de deuda adicional sobre lo ya previsto.