Pedro Sánchez, en videoconferencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha transmitido esta mañana a los presidentes autonómicos los nuevos criterios para el reparto de los 16.000 millones de euros no reembolsables del fondo autonómico para luchar contra la crisis generada por el coronavirus y compensar los gastos derivados de la pandemia. Esos criterios favorecerán a las comunidades más pobladas en detrimento de más envejecidas y con menor tasa de población, como es el caso de Castilla y León.

Madrid, Cataluña, País vasco y las comunidades del Mediterráneo han reivindicado ante el Gobierno el aumento del peso poblacional para este reparto y en detrimento de que fueran los gastos en los que se había incurrido para atender las necesidades sanitarias de la pandemia.

EL REPARTO

Pedro Sánchez ha comunicado a los homónimos autonómicos que 9.000 millones de euros se destinarían a gastos sanitarios; 2.000 millones para un fondo de educación y otros 5.000 millones serían para compensar la caída de ingresos derivada del parón económico. Pero de estos últimos, 800 millones irían a compensar la disminución de la facturación de los servicios de transporte, como metro, cercanías o autobuses interurbanos.

En cuanto al fondo para Sanidad, habría un primer tramo de 6.000 millones, de tal forma que la población protegida equivalente pasa de pesar un 20% a un 35%, y en el segundo de 3.000 millones de euros, el peso poblacional pasaría del 40% al 45%.

El reparto del nuevo fondo de educación será del 80%, según la población de 0-16 años y el 20%, de 16 a 24 años.

Con esta nueva propuesta, el reparto de los 16.000 millones de euros quedaría así: los 9.000 millones para Sanidad se pagarían en dos tramos, uno de 6.000 millones a repartir en julio y los 3.000 millones restantes, se repartirían en noviembre; los 2.000 millones para Educación se transferirían en septiembre y los 5.000 millones para compensar la caída de ingresos, a partir de diciembre.