El homenaje sorpresa a Antonio Trobajo se convierte en libro

Se editan en un libro las cerca de cien cartas con las que amigos, familiares, compañeros, profesionales y periodistas reconocen la labor del sacerdote, teólogo y vicario de la Diócesis de León.

Hace unos meses, concretamente el 1 de mayo del pasado año, un grupo de cerca de cien amigos y compañeros rindieron un homenaje al sacerdote Antonio Trobajo, convertido tras 52 años de sacerdocio en un referente intelectual de la Iglesia católica en la Diócesis de León. Trobajo acudió a ese homenaje engañado, creía que iba a un espectáculo infantil en el que participaban sus sobrinas nietas. Y al entrar en los salones del hotel Infantas de León descubrió la encerrona: más de cien amigos, compañeros y familiares rompieron a aplaudirle.

Esos amigos, compañeros y familiares colaboraron en ese homenaje con una breve carta dirigida a Antonio Trobajo. La suma de aquellas cartas ha dado lugar hoy a un libro con el título «Querido Antonio”, textos que se salpican con fotografías de la larga andadura profesional de Trobajo.

Antonio Trobajo
Trobajo, deán de la Catedral, en un acto público reciente(/ MC

El libro recoge esas cartas, cada una de ellas destacando un aspecto profesional o personal de Trobajo y concluye con un largo artículo del propio homenajeado en el que hace una especie de descargo de conciencia y, sobre todo, de agradecimiento. Sacerdotes, profesores, periodistas, artistas e intelectuales, discípulos, amas de casa, familiares y profesionales de todos los ramos de la sociedad leonesa son los autores de esas cartas. Todas cumplen el mismo objetivo: poner en valor la trayectoria sacerdotal, intelectual, humana y profesional de Antoni o Trobajo.

Trobajo, procedente de un pueblecito de la montaña central leonesa, fue ordenado sacerdote en el año 1966. Se doctoró en Teología en la Universidad de Salamanca y desde entonces decidió centrar toda su actividad sacerdotal, pastoral, educativa y social en la Diócesis leonesa, donde actualmente, a sus 73 años, ocupa la Vicaría de Relaciones Públicas del Obispado, responsabilidad que comparte con el cargo de Deán de la catedral leonesa.

Ha sido  rector del Seminario, profesor de Religión en el Instituto Juan del Encina de la capital leonesa, vicario general de la Diócesis, presidente de la Junta Mayor de Semana Santa y ha escrito numerosos artículos, ensayos y conferencias. Ha colaborado en todos los medios de comunicación de la provincia, con los que guarda una especial complicidad. Toda una vida dedicada al estudio, la enseñanza, la pastoral y el sacerdocio ejemplar.

El libro no se vende en librerías pero se puede  conseguir a través del organizador del homenaje y editor del texto, Antonio Díez González.