El Instituto Confucio de la Universidad de León trabaja en estos momentos en la preparación y planificación de la oferta formativa para el inicio del verano, en forma de cursos intensivos que, como en años anteriores, se impartirán durante la última semana de junio y la primera quincena del mes de julio.

Al tiempo, se están atendiendo las solicitudes de nuevos centros educativos que, de cara al curso que viene, quieren implantar el idioma chino como actividad extraescolar para sus estudiantes.

Es importante destacar que se mantienen las convocatorias de exámenes oficiales del IC-ULE en León, si bien se han tenido que suspender los que estaban previstos en las diferentes aulas o subsedes que del noroeste de España (Vigo, Oviedo, Valladolid, Salamanca y Cáceres), ante la dificultad de poder desplazarse entre provincias.

UN PUENTE HACIA CHINA

El confinamiento no ha impedido que se celebrase la fase local del ‘Concurso puente a China’, que mide los conocimientos lingüísticos y culturales sobre el país asiático de los participantes, así como sus cualidades para desarrollar una actividad o representación artística, como caligrafía, canto, danza, etcétera.

El profesor Óscar Fernández Álvarez, Director español del IC-ULE explica que el pasado 9 de mayo se celebró la versión on-line del concurso que tenía el lema ‘Aprende chino, multiplica tu suerte’.

«La ganadora fue Agustina Tanying Campoy García – comenta – que se clasificó para disputar la final nacional que organiza el Instituto Confucio de Barcelona, y que se celebrará el próximo domingo 14 junio, también en versión online. Quien gane en esa fase nacional pasará a la mundial que se celebrará en China, y Agustina tiene muchas posibilidades porque es una estudiante muy aventajada».

Óscar Fernández explica que a pesar de las numerosas actividades que el instituto tenía previstas realizar durante este semestre y que se han tenido que cancelar por motivo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, se han mantenido numerosas actividades, fundamentalmente las clases online.

  • Clases Online

Prácticamente después de la celebración del Año Nuevo Chino – que se hizo con un concierto de grupo artístico de la Universidad de Yunan en el Auditorio Ciudad de León y en el que además se tuvo la oportunidad de celebrar la concesión del premio al mejor Instituto Confucio del año 2019 al de la ULE – se tomó la decisión de pasar las clases de chino a modalidad on line, por la seguridad sanitaria de los profesores y alumnos.

«La posterior declaración del Estado de alarma y confinamiento de las personas en sus casas – explica el director español del IOC-ULE – nos reafirmó en la decisión tomada. De esa forma se han podido mantener los horarios de las clases previas presenciales, incluidas las sesiones de tutorías».

Una alumna sigue sus clases de chino en la modalidad online.

«Los profesores – continúa explicando Óscar Fernández – han empleado las diferentes plataformas de acuerdo con la facilidad de uso para los estudiantes, generalmente Zoom, Skype o Clasin, y tanto en León, como en las aulas de Ponferrada, Valladolid, etc. El desarrollo y cumplimiento de la programación ha sido el habitual, y parece que el aprovechamiento es mayor, según valoraciones de los profesores».

  • Actividades culturales

Respecto a las actividades culturales, se han mantenido algunas de las previstas, pero adaptándolas a la modalidad on-line. Por ejemplo, el 20 de abril se celebró el ‘Día mundial de las letras y lengua china’, atendiendo a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó dicha fecha como el ‘Día de la Lengua China’, con el fin de promover la diversidad cultural y el multilingüismo.

En cuanto a la conferencia-taller que estaba prevista en el Ayuntamiento de León el 25 de abril con motivo del ‘Día Internacional del Tai-chi’, fue sustituida por una celebración online en colaboración con el Club Tai-Chi León, que impartió un taller que, según apunta Álvarez, «tuvo mucho éxito a juzgar por el gran nuevo de seguidores que se conectaron para practicar».

  • Publicaciones

Respecto a la dirección y gestión dentro del IC-ULE, se ha venido desarrollando también a través del teletrabajo y siguiendo las indicaciones dadas para toda la Universidad. Esto ha permitido continuar desarrollando algunos proyectos previstos, como el nuevo volumen de la Revista Sinología Hispánica-China Studies Review, de la que se ha publicado en el mes de marzo el número 2 del volumen 9. Actualmente se está trabajando en el número 1 del volumen 10, un monográfico dedicado a la enseñanza del chino, y el número 2, abierto sobre cultura y lengua china.

Se está trabajando también en varios libros de la colección ‘Perspectivas, Estudios contemporáneos sobre China‘, que se publica en colaboración con el servicio de Publicaciones de la ULE, y que trata temas sobre China desde las ramas de Artes y Humanidades y Ciencias sociales.

Para el inicio del próximo curso estará disponible el segundo volumen del manual de enseñanza de lengua China: ‘Camino al Chino’, y aquí hay que destacar que el IC-ULE es el único de España que elabora recursos docentes propios, localizados, es decir, adaptados a la forma de aprender, al contexto hispano, y la situación de la vida cotidiana de nuestro país. Este será publicado, como el primero, por la editorial McGraw Hill, editorial puntera en libros para la enseñanza de idiomas.

Finalmente, el director español del Instituto Confucio de la ULE explica que se sigue trabajando en la programación de eventos para el próximo curso «como un concurso de arte, pintura que, a través de un emblema chino como es el oso Panda, vertebre también algunos de los Objetivos del Desarrollo del Milenio; o una interesante exposición de fotografías etnográfica china sobre ‘El álbum Frandon: fotografías de Juan Mencarini en el Fuzhou de 1890‘. Una muestra en la que se pueden contemplar las formas de vida y oficios de la China de finales del siglo XIX, y que esperamos poder llevar también al campus de Ponferrada».