Fundos (Fundación Obra Social) se dispone a mantener una larga batalla judicial contra el banco andaluz Unicaja, al que reclama una treintena de inmuebles y cientos de obras de arte, todo valorado en más de cien millones de euros. Todo este patrimonio procede de las obras sociales de las antiguas cajas de ahorro España y Duero, que fueron absorbidas por Unicaja.

Esta postura de firmeza es la que exhibirá Fundos en el acto de conciliación al que han sido convocadas ambas partes, a celebrar el 28 de octubre, en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de la capital leonesa. El acto de conciliación es un último intento para que ambas partes se presten a negociar, toda vez que de lo contrario el pleito puede alargarse durante años y con un final incierto.

Desde Fundos se asegura que irán al acto de conciliación para mantener intactas sus reivindicaciones, ya que mantienen que los inmuebles y obras de arte reclamados son propiedad de la Fundación y que Unicaja actuó de mala fe al adscribir esos bienes de forma no regular. El banco andaluz, por su parte, sostiene que la segregación de los bienes en cuestión se realizó antes de la compra del Ceis, el banco resultante de la fusión de las cajas España y Duero.

MAL MOMENTO PARA UNICAJA

La demanda interpuesta por Fundos llega en el peor momento para Unicaja. Su valor en Bolsa ha caído en picado, tras el fracaso de la anunciada fusión con el banco asturiano Liberbank, y su imagen en la provincia leonesa está muy deteriorada por el cierre de oficinas, clausura de cajeros automáticos en el  mundo rural  y el traslado forzoso a Andalucía de varias decenas de empleados. Asimismo, crece el malestar entre el sector empresarial por la agresiva estrategia del banco de implantar la tecnología digital en detrimento del trato directo personal, sobre todo con las personas mayores.

La implicación de Unicaja en los ámbitos culturales, educativos o sociales ha caído al mínimo en la provincia leonesa. La Fundación Unicaja, presidida por el auténtico hombre fuerte del banco, Braulio Medel, apenas tiene actividad en León.

LA RECLAMACIÓN DE FUNDOS

Entre los inmuebles que reclama Fundos estarían el solar sobre el que se levanta el edificio de El Portillo, antigua sede central de Caja España, el edificio de Carnicerías o el salón de actos de Santa Nonia en la capital leonesa y diversos centros culturales en Salamanca, Soria o Madrid.

Además reclama  621 cuadros, de todas las épocas artísticas, 1.842 dibujos, una larga serie de libros y material cultural como pianos.

La última medida judicial, adoptada hace unos meses, fue favorable a Unicaja, al rechazar el juez la petición de Fundos para que se adoptasen medidas cautelares contra Unicaja, lo que hubiera significado hacer una serie de dotaciones económicas.

El siguiente asalto judicial, el 28 de octubre, en la sala de vistas del Juzgado de Primera Instancia número 9 de León.