Reparto de cuadernillos durante el estado de alarma

La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha retomado en este mes de octubre el programa Vida Activa destinado a la población mayor de 60 años del municipio para promover su participación en diferentes actividades que ayuden a prevenir situaciones de deterioro físico o cognitivo que habitualmente van unidas al proceso de envejecimiento.

Con una oferta de actividades que se prolonga hasta junio del próximo año, el programa se ha adaptado a la situación actual, con la suspensión de las actividades presenciales en espacios cerrados hasta que las condiciones garanticen su desarrollo sin riesgo para los participantes, según ha explicado la concejala del área Liliana Izquierdo.

Como alternativa, en el caso de las aulas de memoria se ha entregado a más de 140 mayores el manual de ejercicios, que incluye actividades de concentración, cálculo, mandalas o vocabulario, con una sesión individual presencial (tutoría) mensual por parte de los trabajadores sociales para la corrección, seguimiento y asignación de tareas a desarrollar durante el siguiente periodo.

Además, como novedad se les ha hecho entrega de “El libro de la memoria. Historia de mi vida”; un manual encuadernado que recorre distintas etapas de la vida de cada participante con espacios para escribir los recuerdos y otros para acompañarlos con fotografías.

“Después de estos meses tan duros, vuelve el programa de Vida Activa si cabe con más mimo para acompañar a nuestros mayores, mantenerlos activos y sobre todo, que no se sientan solos, pues en la vertebración de cualquier sociedad está el cuidado y respeto a la población mayor”,  ha apuntado Liliana Izquierdo, para después subrayar el gran trabajo que, en esta línea, realiza el personal municipal encargado del desarrollo de este programa.

En este sentido, la concejala ha puesto en valor una actividad que facilitará a los participantes escribir sus vivencias más importantes “en una propuesta muy bonita que, además, permitirá a sus familias disfrutar de un legado maravilloso en un año en el que el recordar es más importante que nunca”.

CAMINATAS

Al margen del Aula de Memoria, otras actividades del programa Vida Activa, como relajación, están pendientes de la formación de grupos para realizarlas de manera online, siempre que sea posible.

Mientras, el grupo de Caminata ha salido adelante con un grupo reducido de cinco personas y se pondrá en marcha cuando la situación mejore.