El Museo Nacional del Prado de Madrid está dispuesto a saldar la deuda histórica con la provincia de León y negociar la posible cesión en depósito permanente de algunas obras de sus arte. Así lo ha manifestado el director de El Prado, Miguel Falomir, en la inauguración de la exposición de una obra maestra de Rubens, “Ceres y dos ninfas”, que podrá visitarse en el  Museo de León hasta el próximo 14 de julio.

Falomir ha reconocido no entender cómo es posible que de las más de 3.000 obras de arte que El Prado tiene repartidas en depósito permanente por la geografía nacional no haya  ninguna en la provincia leonesa. Es más, en Castilla y León hay 231 obras del Prado repartidas por museos, instituciones y fundaciones. Ninguna en la provincia leonesa.

Por todo ello, el director del Prado ha reconocido que su museo está en deuda con la provincia leonesa y, aunque ahora no hay ninguna negociación abierta, sí está dispuesto a escuchar propuestas para solucionar este olvido. “Es una asignatura pendiente, fácilmente subsanable” ha venido en reconocer Falomir.

El compromiso lo ha adquirido el director del Museo del Prado ante el director del Museo de León, la delegada del Gobierno en Castilla y León o la directora general de Políticas Culturales de la Junta, entre otras autoridades.

DE GIRA POR ESPAÑA

La llegada de la obra de Rubens, “Ceras y dos ninfas”,  al Museo de León se inscribe dentro del programa “De gira por España”, con el que el Museo del Prado quiere extender la celebración de su 200 aniversario a toda España.

Por cierto, que esta cesión temporal coincide, asimismo, con el 150 aniversario de la apertura al público del Museo Provincial de León, entonces ubicado en el convento de San Marcos.