Personas con mascarillas en el centro de León /MC

El Gobierno ultima un nuevo decreto sobre el uso obligatorio de mascarillas, que prevé dos novedades importantes: su uso obligatorio más allá del estado de alarma y sanciones de hasta cien euros para quien no la use en los lugares de obligado cumplimiento, sobre todo en los espacios cerrados. Se espera que este nuevo decreto sea probado este próximo martes por el Consejo de Ministros.

Sanidad recuerda el uso obligatorio de mascarillas para personas desde los 6 años «en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no resulte posible garantizar el mantenimiento» de una distancia física de seguridad de entre metro y medio y dos metros.

Asimismo, se recuerda que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en todos los medios de transporte público. No se exigirá el uso de mascarilla a las personas con alguna enfermedad o dificultad respiratoria, ni a las que tengan alguna situación de discapacidad o dependencia.

SERVICIOS DE SALUD

Por otra parte, el nuevo decreto incluirá que los servicios de salud de las comunidades autónomas tendrán que garantizar, en todos los niveles de la asistencia y, en especial, en la atención primaria, que «a todo caso sospechoso de COVID-19 se le realizará una prueba diagnóstica por PCR u otra técnica de diagnóstico molecular, tan pronto como sea posible desde el conocimiento de los síntomas».

Asimismo, establece que el sistema sanitario deberá garantizar la capacidad para responder ante incrementos de la transmisión y el consiguiente aumento en el número de casos. «Para ello debe disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y 2 camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes, y de entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes», se asegura en el borrador de decreto.