Obispado de León
Patio del Obispado de León/ MC

El Obispado de León mantiene las misas en todas sus parroquias e iglesias aunque con determinadas medidas preventivas. Sin embargo, suspende todos los preparativos previos a la Semana Santa, cuya suspensión definitiva queda pendiente de lo que determinen las autoridades sanitarias. Quedan suprimidas las catequesis y todas las actividades con menores y adultos.

En cuanto a la celebración de las misas, el Obispado prohíbe contacto físico entre los fieles en el rito de la paz y que la comunión se reciba solo en la mano. También obliga a los curas a que se laven las manos antes y después de la misa y que se retire el agua bendita de todos los templos. En cuanto a la confesión, se recomienda que se guarden las distancias obligatorias.

Por otra parte, la asistencia a celebraciones religiosas como bodas, bautismos, confirmaciones, funerales o aniversarios se limitan sólo a los familiares directos

Las oficinas del Obispado permanecerán abiertas, aunque respetando las recomendaciones sanitarias aplicables a todos los servicios públicos. Por último, el Obispo pide a todos los fieles la máxima colaboración en las medidas para frenar el contagio del coronavirus y pide a los sacerdotes que estén disponibles con la prudencia debida y especial esmero para atender a enfermos, familiares y a toda la comunidad.