El obispo reabre simbólicamente las puertas de la Catedral

El Cabildo reorganiza el espacio para que las celebraciones se realicen con todas las garantías de salud en la Capilla del Santísimo

El obispo de León, Julián López, ha presidido esta mañana el acto de apertura simbólica de las puertas de la Catedral después de que el Ministerio de Sanidad haya autorizado a partir de hoy lunes día 18 la apertura de templos y la recuperación del culto en toda la Diócesis.

A las doce en punto del mediodía, frente al parteluz con la imagen de la Virgen Blanca, después del repique de campanas y del rezo del ‘Ángelus’ con el canto pascual del ‘Regina coeli’, el obispo Julián López y el deán en funciones, Primo Lucio Panera, han realizado ese simbólico gesto de apertura de cada una de las dos hojas de la puerta principal del primer templo diocesano en un momento que el propio deán en funciones ha calificado como de “emoción, gratitud e ilusión para comenzar el culto como lo tenemos aquí habitualmente y que el obispo ha vivido con especial alegría”.

Así, con el templo ya abierto, esta misma tarde a partir de las 18 horas la Capilla del Santísimo acogerá la primera celebración eucarística, abierta a los fieles después de sesenta y cinco días en un espacio litúrgico que el Cabildo ha adaptado a las exigencias planteadas por la autoridad sanitaria y con un aforo limitado a un tercio de la capacidad total para asegurar la distancia social entre las personas que participen en la liturgia. El horario del culto en la Catedral también se ha adaptado a la situación que ha provocado la alerta sanitaria, con celebraciones que se ofrecerán a diario en horario matinal de 12 horas y vespertino de 18 horas, y que en los domingos tendrán dos citas celebrativas en horario matinal a las 11 y 13 horas, y otra vespertina a las 18 horas.