Eduardo Morán, presidente de la Diputación

El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, ha elegido la fórmula de la declaración institucional mediante un vídeo grabado para dar a conocer del plan de choque para paliar los efectos sociales y económicos provocados por el Estado de Alarma en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Morán ha eludido la fórmula de la rueda de prensa telemática, que es la que vienen utilizando el resto de las administraciones públicas.

En concreto, Morán ha anunciado que el plan de choque movilizará hasta 124 millones de euros para hacer frente a la crisis generada por la pandemia del virus COVID-19 y al “día después” de esta situación. Las medidas se centran principalmente en el aplazamiento e el pago de impuestos, dejando claro que la Diputación no genera impuestos sino que hace de intermediario de cobro a los ayuntamientos. Esta medida sí servirá para inyectar liquidez a los ayuntamientos al adelantar el importe de los impuestos aplazados.

APLAZAMIENTO DE PAGO DE IMPUESTOS

En este sentido, Morán ha puesto de manifiesto la preocupación que le han transmitido tanto empresas como particulares por el pago de recibos, por lo que la primera medida que ha anunciado el retraso de impuestos municipales que la institución provincial recauda para los ayuntamientos. De este modo, los cerca de 320.000 recibos de la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos en la Provincia de León (GERSUL) y que suponen un coste de casi 17 millones de euros no se pasarán al cobro hasta el mes de julio, si bien la Diputación adelantará el importe al Consorcio Provincial, que se ocupa del tratamiento de residuos de toda la provincia, incluidos los municipios de más de 20.000 habitantes.

Asimismo, otros 434.000 recibos de otros impuestos, que suponen a los municipios unos 19,4 millones de euros, se aplazan también a julio, y 720.000 recibos más que se deberían cobrar a final del verano, 67 millones de euros, se posponen a diciembre. En total, unos 104 millones que la institución provincial ingresará a cuenta a los ayuntamientos para que no se resientan sus arcas al tiempo que constituye una ayuda para los ciudadanos.

AYUDA A DOMICILIO Y EMPRENDEDORES

En cuanto a medidas inversoras y de gasto reales, el presidente de la Diputación ha indicado que se va a incorporar a 500 usuarios de ayuda a domicilio dejando a cero la lista de espera, una medida que prevé adoptar con carácter inmediato pues la intención, ha apuntado, es llevarlo a pleno este mismo viernes. Este anuncio del pleno lo ha efectuado Morán antes de conocer que un juez ha prohibido el pleno presencial que mañana iba a celebrar también el Ayuntamiento de la capital leonesa.

Además, los 256 emprendedores que el pasado ejercicio 2019 recibieron la ayuda del Plan de Emprendedores de la Diputación, volverán a percibir este año la subvención con la nueva convocatoria que llegará a otros tantos más, por lo que se amplía la partida destinada a este programa en 700.000 euros más.

Morán ha anunciado, además, una línea de ayudas para los ayuntamientos que será también de desembolso inmediato de 300.000 euros para ayudarles a afrontar “esos gastos imprevistos que ha originado la crisis del coronavirus en cuando a labores de desinfección, adquisición de material…”. En este sentido, ha expuesto que se concederá una ayuda lineal de 1.500 euros por ayuntamiento.

También pensando en las carencias de personal que están experimentando en estos momentos en los consistorios, se ampliará el Plan de Empleo en 1,5 millones más, hasta los 4,5 millones de euros, para que los municipios puedan efectuar las contrataciones necesarias.

Finalmente, se duplicará la aportación de la Diputación de León a las ayudas de emergencia social dirigidas a los sectores más vulnerables de la provincia que se canalizan a través de los CEAS.

En total, ha concluido Morán, unos 124 millones de euros que pretenden aliviar a los ciudadanos, a las empresas de la provincia y a los ayuntamientos. Asimismo, ha señalado que se está trabajando ya en fases posteriores de este plan de choque que pretende dar respuesta a esta situación excepcional.

AGRADECIMIENTO

El presidente ha cerrado su intervención agradeciendo “al personal sanitario, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a las Fuerzas Armadas, a los servicios de limpieza, farmacéuticos, panaderos, vendedores ambulantes, trabajadores del sector alimentario, transportistas… y todos los que estos días trabajan por atender las necesidades de los ciudadanos de la provincia de León”, así como “a todos los trabajadores de la institución provincial, compañeros de Corporación y alcaldes de los municipios de León”, el esfuerzo que están llevando a cabo estos días.