El Gobierno ha aprobado hoy el plan de desescalada, que se hará por provincias o islas, se desarrollará en cuatro fases (de la cero a la tres) y se prolongará, si todo sale como se prevé, hasta finales de junio. Según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa esta tarde, la desescalada será gradual, asimétrica y coordinada bajo el mando único del Gobierno, aunque la gestión se hará a través de las comunidades autónomas. Sánchez ha anunciado, asimismo, que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma.

La fase cero de la desescalada se iniciará este 2 de mayo con la autorización ya conocida de salir a la calle a pasear o hacer ejercicio de forma individual, incluidas las personas mayores. A partir de 4 de mayo se autorizará la apertura de locales comerciales con cita previa y de restaurantes pero sólo para servir comidas a domicilio. En esta fase se definirán las condiciones y reglas de la fase 1.

La fase 1 marcará el inicio de actividades, como el comercio local, pero no las grandes superficies y se permitirá la apertura de terrazas de bases al 30% de su capacidad y respetando todas las medidas de seguridad y distancias establecidas. Habrá un horario para mayores de 65 años y se permitirá la apertura de las iglesias, sin rebasar un tercio de su aforo. En el transporte público será muy recomendable el uso de mascarilla.

En la fase 2 se permitirá la apertura de los espacios interiores de restaurantes y bares, sin sobrepasar un tercio de su aforo y se podrán abrir colegios e institutos, pero sólo para clases de refuerzo y para los exámenes finales, sobre todo la EBAU. El curso presencial se da por  terminado. El nuevo curso comenzará en septiembre. Podrán abrir los cines y teatros, pero sólo con un tercio de su aforo. Se reanudará la caza y la pesca y podrán celebrarse espectáculos al aire libre, pero con asientos y con capacidad máxima de 400 personas. Las iglesias podrán aumentar su aforo al 50%.

En la última y 3 fase ya se autorizará una movilidad general, a ser posible con el uso generalizado de la mascarilla y guardando la distancia de seguridad en todos los ambientes y locales

En la fase cero ya habrá territorios como las islas de Baleares  Canarias que podrán aplicar la fase 1 a partir del 4 de mayo.

La fase 1 comenzará a aplicarse el 11 de mayo en aquellas provincias en las que se den las condiciones. La movilidad, en cualquier caso, quedará reducida a la provincia. Cada quince días se examinará el grado de cumplimiento para autorizar o no el pase a la fase siguiente.

El presidente del Gobierno no ha detallado fechas concretas para las siguientes fases y ha dejado claro que será por provincias y que la aplicación de cada fase dependerá de la capacidad sanitaria, sobre todo, de las camas UCI disponibles en cada provincia; de la situación de la pandemia; de la implantación de las medidas de seguridad en los colectivos afectados; y del cumplimiento de cada una de las fases anteriores sobre todo en movilidad.

Las normas y regulaciones exactas de cada una de estas cuatro fases serán anunciadas con antelación por el Gobierno, siempre en coordinación con las comunidades autónomas.

Si se respetan todas estas recomendaciones, a finales de junio podría darse por cumplidas las cuatro fases e iniciar una “nueva normalidad”, que llevará implícito el uso de mascarillas y distancia de seguridad en las relaciones sociales “hasta que dispongamos de una vacuna o terapia efectiva contra el coronavirus”, ha concluido el presidente.