El Procurador del Común pide a la Junta que proteja los palomares

Son parte de la arquitectura tradicional de la Comunidad, en especial de Tierra de Campos, encontrándose muchos de ellos a lo largo del Camino de Santiago

El Procurador del Común ha pedido de oficio a la Junta de Castilla y León una mayor protección para los palomares que aún abundan en Castilla y León y que en muchos casos están en ruinas. Desde el Procurador del Común se considera que los palomares, que en otros tiempos sirvieron de sustento a las economías domésticas, son parte de la arquitectura tradicional de Castilla y León, en especial de la zona de Tierra de Campos, encontrándose muchos de ellos a lo largo del Camino de Santiago. Buena parte de estas construcciones se encuentran deterioradas y abandonadas a pesar del interés singular que presentan.

Reconoce la oficina del Procurador del Común que a través de las diputaciones provinciales, como la de León, Palencia y Zamora, se han estado convocando subvenciones destinadas a la restauración de los palomares, o de estos inmuebles junto con otros integrantes de la arquitectura tradicional, dirigidas tanto a los particulares como a las administraciones públicas y entidades propietarias, poseedoras o titulares de derechos reales sobre los palomares. No obstante, a pesar de estas acciones no parece que esté asegurando el futuro del importante legado cultural integrado por el conjunto de palomares existentes la Comunidad.

CONSEJERÍA DE CULTURA

Por su parte, la Consejería de Cultura y Turismo ha informado que recientemente se ha acometido la documentación y caracterización de los palomares tradicionales de la provincia de Palencia. Y, como actuación más específica, se hace alusión en el informe remitido al Procurador del Común que, a principios de este año, se iniciaron los trámites para poner en marcha el proceso de contratación de la redacción de un proyecto de restauración del palomar de Carrascal de Duero (Zamora), en ejecución de una enmienda a los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2018; si bien este proceso se ha visto suspendido por el estado de alarma

A pesar de estas actuaciones, desde el Procurador en Común pide que se desarrollen medidas eficaces para la conservación de las tipologías de los palomares, en particular de la zona de Tierra de Campos, asegurando el uso de técnicas tradicionales y de materiales autóctonos para su conservación y restauración; así como para impulsar la continuidad de sus usos y funciones genuinas en la medida de lo posible, así como la puesta en valor de los mismos, dando prioridad a aspectos sociales, pedagógicos y el acceso al público.