El Salón de Actos de la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial (EIIIA) de la Universidad de León (ULE) ha servido esta mañana de escenario para presentar el proyecto ‘Leoni4.0’, una iniciativa gestada por la Federación Leonesa de Empresarios (FELE) y la Universidad de León para impulsar la cuarta revolución industrial a través de fórmulas que incentiven la actividad económica de la provincia y que pasan por la transformación tecnológica, el reclamo de las administraciones al sector industrial y la retención del talento joven.

En la presentación ha participado la Consejera de Industria y Empleo de la Junta de Castilla y León, Ana Carlota Amigo, el presidente de la FELE, Javier Cepedano, la vicerrectora de Relaciones Institucionales y con la Sociedad, Mª Dolores Alonso-Cortés, el director de la Escuela, Joaquín Barreiro, el coordinador del proyecto, Roberto Vidal, y el Rector de la ULE, Juan Francisco García Marín.

Minutos antes del inicio del acto semipresencial ya que algunos de los ponentes han intervenido online, la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, ha destacado la importancia de este proyecto de digitalización y de captación y retención de talento en colaboración con la ULE. “Es importante que retengamos el talento joven y que además los proyectos que desarrollemos estén relacionados con aquellas materias que desde la UE nos están indicando que tenemos que fortalecer, como es por ejemplo la digitalización”, ha señalado la consejera quien ha remarcado que la Junta invierte este año más de 100 millones en formación. De ellos, 70 millones se dirigen a personas desempleadas y los 30 restantes a la población joven.  Además, Amigo se ha referido al proyecto de industria 4.0, que trata de “coordinar digitalización de empresas con aquellos perfiles que se están formando en la ULE”.

Por su parte, el presidente de la FELE, Javier Cepedano, ha explicado que el objetivo de la iniciativa es “canalizar hacia el sector industrial todo el talento que viene de la Universidad”. “Uniendo esos dos frentes importantes y básicos, conseguimos potenciar la provincia, darle fortaleza al sector industrial y conseguir que la provincia mejore en todo lo que tiene que ver con la creación de empleo y actividad económica”, ha defendido antes de hacer hincapié en que todo el talento que tiene la Universidad de León “hacer que no se marche y que inicien proyectos con el propio sector industrial que tenemos en la provincia de León”.

A esa defensa del talento también se ha referido el director de la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, Joaquín Barreiro, quien ha destacado la importancia de aprovechar ese talento que hay en la ULE. “Es necesario ponerlo en común para fortalecer el sector empresarial. Es una primera iniciativa, va a haber muchas más y esperamos que esto ayude a potenciar el sector industrial en León y evitar el despoblamiento del que tanto nos quejamos”.

Roberto Vidal, coordinador del proyecto ‘Leóni4.0’, ha manifestado que el mundo “no se tiene que parar” en el actual “ambiente de pesimismo” derivado de la pandemia de coronavirus. “Existe una oportunidad ofrecida por la tecnología, que es la de provocar una cuarta revolución industrial mediante la incorporación de muchísimas tecnologías para impulsar la industria y lograr que sea 4.0. Eso requiere la coordinación y el trabajo conjunto del sector industrial, que es sorprendente y mucho más grande de lo que creemos, y del sector tecnológico de León. Y está por otro lado la retención del talento, porque para poder hacer efectiva esta cuarta revolución industrial necesitamos que nuestros jóvenes se queden y desarrollen aquí su carrera y ayuden a convertirlo en una realidad”.

PROPUESTAS DE PROYECTOS INNOVADORES Y PRÁCTICAS

A lo largo de la sesión han intervenido distintos representantes de colectivos que tienen mucho que decir en esta cuarta revolución industrial como son la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas Leonesas, representada por su presidenta Luisa Amoedo, y la Asociación de Jóvenes Empresarios, con David Abril al frente de este colectivo. A continuación ha intervenido Inmaculada González, subdirectora de Relaciones Institucionales de la EIIIA), quien ha concretado algunas pautas para mejorar el acercamiento ULE-empresas, transferir el conocimiento y retener el talento como “la propuesta de proyectos innovadores desde el sector industrial que puedan ser objeto de estudio en los trabajos de fin de grado de las titulaciones de la Escuela, la realización de visitas para que el alumnado conozca la realidad sectorial más próxima e impulsar programas de empleabilidad”.  Seguidamente Lola Rebollo, Manager de Ciberseguridad de INCIBE, y Luis Socias, Jefe de la Oficina de Apoyo para Proyectos Europeos de CEOE, han puesto de relevancia al sector industrial en el ámbito universitario y en la ciberseguridad, así como su potencial a la hora de presentar proyectos innovadores para optar a fondos de la Unión Europea.

El Rector de la ULE, Juan Francisco García Marín, ha clausurado la jornada refiriéndose a la importancia de la digitalización tanto para empresas como instituciones. “El COVID-19 ha acelerado muchos procedimientos tecnológicos y es cierto que hay fallos, pero no por ello hay que tener miedo en avanzar más en ese proceso de digitalización”, ha señalado al tiempo que reclamado mayor conexión y conocimiento entre empresas y universidad.