Hospital universitario de León

El diputado nacional y secretario provincial del PSOE, Javier Alfonso Cendón, ha reabierto el debate sobre la necesidad de implantar en León el Grado universitario en Medicina para reforzar los estudios sanitarios que oferta la provincia, una decisión que, sin duda, convertiría a la ciudad en un referente de la sanidad a largo plazo. Cendón plantea ahora la necesidad de una Facultad de Medicina en León debido a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y la falta de médicos. La bolsa de empleo de médicos de Castilla y León está vacía desde hace meses y la Junta no puede cubrir las bajas en la plantilla de la sanidad pública.

Cendón no ha aclarado si esta propuesta de crear una facultad de Medicina en León será elevada a la Mesa por el futuro de León, donde diversas comisiones de técnicos y expertos evalúan proyectos para impulsar el desarrollo de la provincia.

“Necesitamos profesionales médicos y sanitarios. Poner en marcha una Facultad de Medicina requiere entre 10 y 15 años”, ha asegurado el político leonés, asegurando que se trata del momento de estudiar la posibilidad y exigiendo al gobierno autonómico que ataje su mala praxis y cumpla todas sus responsabilidades.

Hace tres años la Universidad Católica de Murcia presentó el proyecto de abrir una facultad de Medicina en la capital leonesa, para lo cual se creó una comisión gestora, cuyos miembros llegaron  a negociar su ubicación en el antiguo edificio de los servicios centrales de Caja España en El Portillo. El Ayuntamiento, entonces presidido por el popular Silván, respaldó el proyecto. Sin embargo, la Universidad de León se opuso tajantemente al desembarco de una universidad privada en León y consiguió el apoyo del resto de las universidades de Castilla y León y de la propia Junta. Al final, el proyecto quedó en el olvido.

DIPUTACIÓN YA EXIGIÓ UNA FACULTAD EN 2008

Además de la intentona de la Universidad Católica de Murcia, existieron otras propuestas para traer a León una Facultad de Medicina. En mayo de 2008, el pleno de la Diputación de León aprobaba por unanimidad una moción presentada por la UPL para exigir a la Junta la creación de la citada facultad. El entonces presidente del Gobierno, el leonés Rodríguez Zapater, también apoyo esta iniciativa.

El entonces diputad leonesista, García Bayón, argumentaba la petición de la Facultad de Medicina en que la provincia de León es la más extensa de la Comunidad y que en ella se alberga una quinta parte de la población de Castilla y León. Además, según el leonesista, el 25% de su población es mayor de 65 años. Además, León es la provincia de la Comunidad en la que menos médicos hay por cada 1.000 habitantes, 1,3 para cada individuo, frente al 1,5 de media en Castilla y León. Además, el área de influencia del Hospital de León es mayor que otros hospitales como los de Valladolid, mientras que el del Bierzo abarca una superficie similar a la de los hospitales de Zamora o Palencia, entre otros.

El diputado de UPL también hizo alusión a otras cifras, como el número de licenciados anuales, que alcanza los 4.500 aunque se llegan a ofertar hasta 6.500 plazas para puestos MIR. “León cuenta con condiciones, una universidad pública y joven y con estudios de otras disciplinas del ámbito sanitario”, afirmó García Bayón, por lo que consideró que “éste es un buen momento para pedir esa facultad” y que es una “obligación” de la Diputación “que venga a León”.

Al final, la Junta no atendió la petición de la Diputación y decidió, en cambio, potenciar las facultades ya existentes de Valladolid y Salamanca, aumentando su número de alumnos. León sólo consiguió que su hospital se convirtiera en universitario, donde cursan sus MIR estudiantes de Valladolid y Salamanca.