Tenía sólo 35 años y una prometedora carrera en el mundo de la moda. Después de estudiar arquitectura en la Universidad de Alcalá de Henares, conocería a la que se convertiría en su socia – Raquel Buj – en los estudios de postgrado en Arquitectura, Moda y Diseño que cursó en la ETSAM (Escuela Superior de Arquitectura de Madrid de la Universidad Politécnica de Madrid).

De esta unión nació Zap&Buj, una firma vanguardista que consiguió fusionar arquitectura, tecnología y moda de una forma muy particular y transgresora, experimentando con nuevos materiales y jugando a transformar la concepción de la industria utilizando materias primas nada usuales.

Su moda era una moda diferente, una moda que iba mucho más allá de la pura estética.

La leonesa (izquierda) con su socia Raquel Buj – Zap&Buj ©Enrique Escandell

Esta visión llevó a Zap&Buj al punto de mira de la industria de la moda y después, al triunfo en el Samsung Ego Innovation Project de 2017, un notable reconocimiento al talento joven.

Nada hacía presagiar que la tragedia se interpondría en una trayectoria que prometía alcanzar aún más grandes logros en el futuro. Elena Zapico falleció la pasada semana en Madrid a causa de un desgraciado accidente de tráfico.

A pesar de su temprana despedida, deja un legado de valentía y creatividad que sin duda será recordado durante mucho tiempo. Descanse en paz.