Felipe Álvarez, presidente de Templarium

La Asociación de Comerciantes Templarium de Ponferrada, integrada en el Círculo Empresarial Leonés, ha solicitado a las administraciones públicas la prohibición del comercio online de artículos que no sean de primera necesidad. Templarium ha hecho público un comunicado con una serie de medidas  para la supervivencia del pequeño y mediano comercio, tras este “fuerte azote económico” provocado por el Estado de Alarma derivado de la pandemia del coronavirus

Las medidas que pide Templarium son las siguientes:

  1. “Prohibir, durante la vigencia del estado de alarma nacional, el comercio online de artículos que no sean de primera necesidad. Ya que esto supone una competencia desleal respecto al pequeño y mediano comercio. Ello, al margen de que los trabajadores que se encargan del reparto de dichos productos carecen, en muchas ocasiones, de las necesarias medidas de protección y seguridad, poniendo en peligro no sólo a su persona, si no al resto de ciudadanos a cuyos domicilios acuden.
  2. Esta Asociación, tal y como le manifestó a la anterior Directora General de Comercio, Irene Núñez, y al actual Director, Luis del Hoyo, considera fundamental el estudio de una nueva regulación del periodo de rebajas. Dadas las actuales circunstancias, proponemos que el periodo de rebajas de este año comience el día 1 de agosto y que, una vez cese el Estado de Alarma, no se permitan las promociones especiales para no perjudicar al pequeño y mediano comercio. Queremos recordar que son muchas las familias y trabajadores que dependen de los autónomos que capitanean los pequeños y medianos comercios, los que junto con la Hostelería y el sector Servicios mantienen vivas a las ciudades.
  3. Pedimos, dada la situación económica, que las obligaciones fiscales trimestrales se aplacen hasta el 20 de mayo, y que la presentación del impuesto de la renta se prorrogue hasta el mes de septiembre. Seamos conscientes del trabajo que desempeñan actualmente las asesorías, fruto de los expedientes de regulación temporal de empleo, que ya afectan a cientos de miles de trabajadores, al que le vamos a sumar el derivado del cumplimiento de las obligaciones fiscales trimestrales; Ello, al margen de los perjuicios económicos que supone, en el momento actual, dará lugar a que muchos ciudadanos se vean en la necesidad de salir de sus casas, vulnerando por tanto la cuarentena a la que nos vemos sometidos. Por eso, entendemos que deben aplazarse y prorrogarse.
  4. También pedimos a los propietarios de los locales comerciales que eximan a sus inquilinos del pago de la renta hasta el fin de esta situación, derivada del COVID-19, por la que está pasando España.
  5. Hacemos un llamamiento para que todas las Asociaciones de Comercio y Cámaras de Comercio de España se unan a estas reivindicaciones que consideramos justas necesarias y solidarias”