El consejero de Fomento ha presentado esta mañana en León la campaña antiincendios de este verano

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado esta mañana junto a los nueve delegados y delegadas territoriales el operativo contra incendios forestales en la Comunidad. 4.500 profesionales forman el operativo que entrará en su máximo despliegue el próximo 1 de julio. La Junta de Castilla y León ha adaptado todos los procedimientos y protocolos de centros y medios para que se ejecuten en condiciones de seguridad para todo el personal desde el punto de la Covid-19.

Los medios materiales con los que contará este año la Comunidad son 218 puestos y cámaras de vigilancia, 311 autobombas y vehículos pickup, 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 32 retenes de maquinaria y buldócer cortafuegos y 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León. Respecto a la colaboración entre administraciones, continúa en vigor el Convenio de Defensa de los Campos de Tiro, único que existe en España, y un nuevo protocolo de colaboración con la Comunidad de Madrid, que se suma a los ya existentes con comunidades autónomas limítrofes.

El Operativo para este verano estará integrado por 4.500 profesionales forestales, al que se han incorporado 12 nuevos agentes medioambientales y cuatro ingenieros para reforzar las comarcas y provincias más necesitadas. En cumplimiento de los acuerdos del diálogo social, se ha mejorado la cobertura de meses de autobombas en las provincias de León y Zamora, donde todas las autobombas están ya 9 meses operativas y se ha realizado un fuerte incremento, de 51 meses de trabajo, entre Salamanca y Ávila. El refuerzo del operativo se ha completado con la contratación de más técnicos de apoyo titulados en ingeniería forestal para todos los centros de mando y de un equipo técnico especialista en operaciones aéreas como apoyo al Puesto de Mando Avanzado.

Los medios materiales con los que contará este año la Comunidad son 218 puestos y cámaras de vigilancia, con la renovación de una torre en Ávila y otras dos nuevas en Burgos; 186 autobombas y 125 vehículos pickup (311 en total), 202 cuadrillas, de ellas 127 terrestres y  75 helitransportadas, 32 retenes de maquinaria y bulldozer cortafuegos y 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León  (21 helicópteros de la Junta,  5 helicópteros y 5 aviones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico –MITERD-) a los que se suman el resto de medios aéreos del Estado de cobertura nacional.

Respecto a las mejoras tecnológicas, que contribuyen a optimizar la gestión del incendio y refuerzan la seguridad del operativo, esta campaña contará con la instalación de cámaras en helipuertos para realizar el control operacional de las aeronaves, nueva APP Incendios sobre el  uso del fuego en el monte, recomendaciones y prohibiciones, que incorporará avisos de alertas o alarmas, así como dotación de nuevos dispositivos Smartphone para que todos los agentes medioambientales y celadores tengan su Smartphone personal con línea de datos y apps de ayuda, y sea así una de sus herramientas de trabajo diarias, mejorando de su seguridad y la realización de tareas. También se han adquirido equipos de radio y cuatro repetidores móviles más para dar mejor cobertura de comunicaciones en los incendios.

COORDINACIÓN

La Junta cuenta con un operativo permanente, con despliegues estratégicos en todas las provincias, pero autonómico y flexible, con plena coordinación con otras administraciones, lo que garantiza el buen funcionamiento de las labores de prevención y extinción de incendios forestales.

El Centro Autonómico de Mando (CAM), ubicado en Valladolid, es el órgano encargado de mantener la coordinación interna de la propia Junta de Castilla y León, estando permanentemente en coordinación con la Sala de Emergencias del 112 y con los nueve Centros Provinciales de Mando (CPM) situados en las delegaciones territoriales de las nueve provincias. A su vez, está en constante comunicación con el resto de administraciones central, autonómicas y locales.

PRIMER BALANCE DE INCENDIOS

A 31 de mayo de este año el número de incendios contabilizado ha sido de 229, de los que un 65 % ha sido solo conatos; la superficie forestal afectada ha sido de 945 hectáreas y la superficie arbolada de 104 hectáreas, muy por debajo del promedio 2010-2019 que fueron de 4.767 hectáreas y 622, respectivamente, entre un 80 y 83 % de disminución.

Desde el pasado viernes 19 de junio, ante el incremento relevante de temperaturas, se ha declarado peligro medio en las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora y León, y hoy, lunes 22, se completa con el resto de provincias extendiéndose a toda la comunidad, lo que implica mayor disponibilidad de medios personal de la administración, Agentes medioambientales y técnicos de guardia y mayor disponibilidad de cuadrillas terrestres y helitransportadas-

PREVENCIÓN

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha insistido en recomendar a la población la necesidad de extremar las precauciones para esta campaña y de  mantener libre de combustible el entorno de los pueblos, los polígonos industriales, las urbanizaciones y las viviendas aisladas para evitar que se produzcan incendios que les puedan afectar. Las tareas de prevención mediante la mejora y ordenación de la superficie forestal a lo largo del año, la limpieza de entornos urbanos, periurbanos y de carreteras, suponen una herramienta clave para la prevención de daños por incendios forestales. A tal fin, en cuanto a los terrenos no forestales, se mantiene la colaboración con las diputaciones provinciales en el marco del Plan de Empleo Forestal, iniciada en 2016, desplegando a 330 personas en régimen de cuadrillas de trabajo y dotadas de maquinaria y utensilios, con una inversión de más de 5 millones de euros, con la finalidad de mejorar la seguridad de nuestros pueblos y núcleos urbanos al actuar en la limpieza de las zonas periurbanas de los mismos.

Durante la época de peligro alto está prohibido hacer hogueras fuera de los lugares autorizados, es necesario prestar especial atención a las labores de apicultura en días de viento, extremar la precaución en la utilización de herramientas que generan chispas en el medio natural o agrícola, y máxima atención durante la cosecha del cereal sobre todo los días con altas temperaturas, recordando que por encima de los 30 grados y vientos superiores a los 30 kilómetros por hora se prohíbe cosechar en una franja de 400 m alrededor del monte..

Ha recordado la importancia de la prevención, la investigación y la sensibilización de la ciudadanía. Solo un 6 % de los incendios forestales se produce por causas naturales y el 94 % se debe a la mano del hombre; y de estos, algo más al 51 % son intencionados. Es imprescindible recordar las consecuencias que los incendios tienen en la seguridad de las personas, el valor de los montes de la Comunidad, así como las pérdidas que suponen para la población.