El Rey Felipe VI

El 16 de julio es la fecha elegida para que España rinda homenaje público a las víctimas de la pandemia del coronavirus. El acto se celebrará en Madrid, será presidido por el Rey y asistirá el Gobierno en pleno, las autoridades nacionales y representantes de las instituciones europeas y de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Así lo ha anunciado esta mañana en el Congreso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El anuncio no ha estado exento de polémica, ya que el portavoz del PP, Pablo Casado, ha asegurado que los muertos por el coronavirus son más de 43.000, frente a los 27.000 a los que ha aludido el presidente del Gobierno.

El acto servirá, asimismo, para reconocer el trabajo de los servidores públicos que han estado en primera línea luchando contra la pandemia del coronavirus en estos tres meses, ha asegurado Sánchez en referencia a los colectivos de sanitarios y fuerzas de orden público.

Está previsto que a este acto solemne asistan representantes de todos los grupos parlamentarios, los máximos representantes de las instituciones públicas, los presidentes autonómicos, y representantes de instituciones internacionales como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión, Úrsula Von der Leyen; el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli; el Alto Representante de Política Exterior, Josep Borrell, y el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.