El pueblo de Valderas es un auténtico cofre repleto de sorpresas. Y más este fin de semana en el que es posible una experiencia extraordinaria: el maridaje entre las bodegas subterráneas históricas o, lo que es lo mismo, la antigua cultura tradicional del vino, y el teatro o, mejor dicho, el microteatro. Y para ello hay que descender no sólo a bodegas excavadas en tierra  construidas a modo de antiguas criptas iniciáticas antes si quiera que los cimientos de las propias casas sino realizar un regreso al pasado de ya casi olvidadas profesiones y laboreos artesanos relacionados con el vino.

Hay que callejear Valderas, dejar de contemplar casonas e iglesias y adentrarse, por ejemplo, en edificios modernistas que a comienzos del siglo XX protagonizaron un notable impulso económico y social para descubrir auténticas cápsulas del tiempo, que han permitido conservar la estructura de comercios de tejidos o auténticos colmados en forma elíptica, como los neoclásicos teatros italianos. Debajo de tanta historia y arte, casonas, palacios e iglesias existe una Valderas subterránea, desconocida y misteriosa. Son sus bodegas, hoy todas en desuso.

En este mundo subterráneo, hoy es posible asombrarse con el espectáculo de “El circo de las pulgas” de Josemari Alcázar en lo que fue la Casa comercio Villa de Lisboa (Los Lobatos), tienda de tejidos de principios del siglo XX, que unas décadas después cambiaba el nombre de Villa de París por el de Lisboa para adecuarse a los tiempos históricos. Entre antiguas estanterías, cajonerías y escaleras de madera de gusto modernista y utilitarista, el espectador puede disfrutar, con gracia y humor, de la actuación circense de un ejército de pulgas que lo mismo hacen equilibrismo sobre la cuerda floja que se lanzan a toda velocidad impulsadas por la fuerza de un cañón en miniatura.

Tras el espectáculo divertido de las pulgas, una visita a la bodega subterránea de la casa, en la que se conservan depósitos de vino encastrados en los anchos y frescos muros.

Títeres errantes en la Tienda de Joaquín

Más sorprendente aún es “La cabeza parlante”, del grupo Teatro Diadres, escenificada en la Bodega casa Varela, donde aquí sí, hay que descender a las viejas catacumbas del vino para asombrarse con el breve espectáculo de una cabeza que habla, que tiene vida por sí misma y que manifiesta a los espectadores sus deseos de abandonar la caja que la mantiene prisionera y encontrar asilo en la casa de cualquiera de los visitantes que quiera acogerla.

Una cabeza parlante sin cuerpo que habla y que invita al espectador a visitar una bodega que conserva enormes toneles de madera de roble, que en su día, acogieron miles de litros de vino cosechero de la zona. Hoy es un libro de la historia tradicional.

Son solo dos ejemplos de la oferta de microteatro que este fin de semana -comenzó ayer viernes y acaba hoy, sábado- acoge la villa de  Valderas, en el sur de la provincia leonesa. Son espectáculos con reducido aforo y en locales con las dimensiones ajustadas. Como sucede en la Tienda de Joaquín, en la estrecha calle Valderrama, donde Tirantes Errantes escenifica “Encuentros con Errabundo Pelele”, un microespectáculo de títeres en el centro de lo que fue un comercio donde se vendía de todo y cuya estructura elíptica de madera, dividida en dos alturas, recuerda a los teatros italianos. Una delicia tanto la forma como el fondo.

Coplas de ciego de Teatro Arbolé en la bodega Casa Los Arcos

Se completa la oferta de microteatros de este fin de semana el espectáculo “Trigedias, historias de amor y cuernos” de la compañía Teatro Arbolé, en la Bodega de la Casa de los Arcos, en la calle Ramón y Cajal, un espectáculo a modo de la tradición de los cantares de ciego y de juglares picarescos.

Y el asombroso espectáculo “Sombras”, del grupo Lautaro, en la Bodega casa Arias, en la calle del mismo nombre, donde las sombras chinescas hacen volar la imaginación al ritmo de música clásica moderna.

TEATRO GRATUITO

Todos estos espectáculos se desarrollarán durante hoy sábado en Valderas, en horarios de 13:00h, 14:00h, 19:00h, 20:00h y 21:00h. Todos son gratuitos, pero hay que reservar las entradas en la Oficina de Turismo de Valderas, en el edificio del antiguo Seminario. Los aforos son muy limitados no sólo debido a los espacios sino, sobre todo, por el respeto a las actuales normas derivadas de la pandemia.

Toneles de la bodega de Casa Varela donde habla la cabeza parlante

La oferta cultural se complementa en Valderas con una no menos espectacular oferta gastronómica, dominada por el bacalao y el buen vino, en numerosos restaurantes, bares y terrazas que se abren a sus calles y plazas y se ejercen con profesionalidad.

GORDONCILLO

Mañana domingo, la oferta de microteatro o teatro de lo mínimo viaja a la vecina localidad de Gordoncillo y concretamente a la bodega subterránea La Vita, donde la compañía “Con área Cousasdebuxa” representará el espectáculo “Los viajes del mago Marco”, que fusiona varias técnicas como sombras chinescas, animación y cómic. Narra las vicisitudes de un niño que quiere ser mago y actuar en todos los festivales del mundo.

Los pases son a las 13:00h, 14:00h, 19:00h, 20:00h y 21:00h. La entrada es gratuita, pero hay que reservar en el Ayuntamiento.

Esta inédita y original oferta teatral de Valderas y Gordoncillo es posible gracias a los respectivos ayuntamientos, a la Diputación Provincial, a la excelente organización de Eje Producciones Teatrales y al patrocinio de Caja Rural y HP.