El presidente de la Diputación, el socialista Eduardo Morán, se ha apuntado esta mañana un gran tanto político al conseguir la aprobación de los presupuestos provinciales de 2020 sin  ningún voto en contra. PSOE, UPL y Ciudadanos votaron a favor y el PP se abstuvo. La clave de este éxito ha estado en el talante dialogante del PSOE, según reconocieron los portavoces la oposición de Ciudadanos y PP, Castañón y Villarroel respectivamente. Un talante basado no solo en el diálogo sino, especialmente, en la entrega del borrador de presupuestos con tiempo suficiente para que los grupos de la oposición los pudieran estudiar con detenimiento.

El presupuesto  consolidado de la Diputación para este año asciende a algo más de 137 millones de euros –un 3% más que el pasado año-, aunque el gasto puede incrementarse hasta los 180 millones de euros, gracias al remanente –dinero no invertido del pasado ejercicio-, que puede llegar a los 50  millones de euros. La prensa no ha tenido acceso, sin embargo, al detalle de los presupuestos, por lo que es difícil hacer un análisis de los mismos.

En base al debate suscitado en el Pleno, estos presupuestos, según los portavoces de Hacienda, PSOE y UPL, serían de carácter eminentemente social y, sobre todo, de apoyo al mundo rural dentro de la estrategia de lucha contra la despoblación.

El diputado de Hacienda, Santiago Dorado, informó del incremento en torno a un 3% de los gastos de personal y de mantenimiento, por lo que el dinero destinado a inversiones reales superarían los 12,3 millones de euros, destinados principalmente a carreteras, estaciones de esquí, programa antiincendios, plan de internet en los pueblos, etcétera. El plan de cooperación con ayuntamientos y juntas vecinales es otra gran partida, dotada con 18,5 millones de euros. El presupuesto asignado al Instituto Leonés de Cultura es de 5 millones de euros. También hay que destacar 3 millones para un plan de empleo.

La gran novedad de estos presupuestos en la puesta en marcha de una plataforma de desarrollo rural, con el fin de coordinar todas las iniciativas que a nivel europeo, nacional, autonómico y local se pongan en marcha en los próximos años para hacer frente a la despoblación y al envejecimiento del mundo rural.

Como no podía ser de otra manera, también volvió a salir el eterno debate sobre las competencias impropias, sobre todo en materia social, a lo que Diputación dedica cada año unos 25 millones de euros, cantidad que debería ser asumida por la Junta de Castilla y León. El presidente Morán informó que este fue uno de los asuntos hablados en la reunión mantenida esta misma semana con el presidente de la Junta y se mostró optimista sobre un posible acuerdo. Es posible que el primer acercamiento en este sentido sea sobre el hospital psiquiátrico de Santa Isabel, gestionado por Diputación y que ya atiende a más personas de fuera de la provincia que naturales de León.

Diputación
El portavoz del PP saluda al presidente/ MC

LA OPOSICIÓN

Tanto el portavoz del PP, Castañón, como de Ciudadanos, Villarroel, optaron por dar “un voto de confianza” a las cuentas presentadas por el PSOE. Así, el PP se abstuvo y Ciudadanos votó a favor. Castañón justificó la abstención en base a que los presupuestos eran “una fotocopia” de los aprobados años anteriores por el PP y que, por lo tanto, había continuidad. Aunque mostró su preocupación por la incapacidad del PSOE para ilusionar con proyectos nuevos a la provincia y especialmente al mundo rural. Así como por incrementar las tasas provinciales.

Ciudadanos votó a favor porque el PSOE incluyó algunas de sus propuestas en los presupuestos, como el incremento de la partida para carreteras, la promoción turística en medos digitales, la adhesión a una plataforma micológica, o la adaptación de los planes provinciales a las nuevas necesidades de los ayuntamientos y juntas vecinales, entre otras.

Diputación
Villarroel, portavoz de Ciudadanos/ MC

UPL, EL SOCIO

En tono vehemente como le caracteriza, el vicepresidente y diputado de la UPL, socio de gobierno del PSOE,  Matías Llorente hizo una encendida defensa de los presupuestos sobre todo por su vocación y apuesta por la defensa del mundo rural y especialmente de la agricultura y ganadería.

Fue Llorente quien dio a conocer la futura plataforma de desarrollo rural para coordinar todas las iniciativas en la lucha contra la despoblación, así como medias concretas para equilibrar el déficit de asistencia técnica en el campo leonés,  la apuesta por la agricultura ecológica o la potenciación del Camino de Santiago, ante el Año Santo 2021. También defendió con ardor Llorente los incrementos presupuestarios en el SAM, sobre todo en materia de conectividad, así como de los planes de empleo o la incorporación en los planes provinciales de los temas de vivienda en los ayuntamientos rurales.  El vicepresidente concluyó poniendo de relieve la necesidad de “estar unidos para resucitar a esta provincia”.

El portavoz socialista, Nicanor Sen hizo hincapié en su intervención en el carácter progresista y social de los presupuestos y agradeció el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PP, prometiendo que la vía iniciado con estos presupuestos el diálogo y consenso se mantendría en toda la legislatura.

Cerró el debate el presidente con una breve intervención en la que puso de manifiesto la línea de diálogo abierta con la Junta de Castilla y León, tras la visita de su presidente esta misma semana a la Diputación, como vía para encauzar la reivindicación de las competencias impropias o la financiación conjunta de los parques comarcales de bomberos. Destacó, finamente, la urgencia de la plataforma para el desarrollo rural, cuya puesta en marcha hablaría en los próximos días con otras diputaciones y con el Gobierno central, con el objetivo de coordinar medidas urgentes contra la despoblación.

Antes de levantar la sesión, el presidente Morán no pudo ocultar una sonrisa de satisfacción por el éxito político de haber aprobado los presupuestos sin ningún voto en contra, todo lo contrario a la sucedido, por ejemplo, en el vecino Ayuntamiento de la capital, cuyo alcalde, el socialista Diez, protagoniza un movimiento autonomista leonés, que no respalda el PSOE de la Diputación.