Evaristo García fue galardonado en 2014 con el Premio Fernando Bécker

Esta mañana ha fallecido en Madrid, a los 86 años, el empresario maragato Evaristo García Gómez, presidente y fundador de la empresa “Pescaderías Coruñesas”. En 2014 el Colegio de Economistas de León y la Fundación  MonteLeón le concedían el Premio Fernando Becker por su trayectoria al frente de «un negocio familiar al que ha logrado posicionar como referente en todo el territorio nacional”.

Al anunciar en 2014 el fallo del premio, la decana del Colegio de Economistas de León, Nuria González, destacaba la trayectoria del premiado, nacido en Combarros en 1933 y que con tan sólo nueve años empezó a trabajar en el negocio familiar, por aquel entonces “Pescadería La Astorgana”, hasta conseguir que el negocio se convierta en “un referente en la distribución de pescado y marisco a nivel nacional.

Fue en el año 1956 cuando la familia de Evaristo adquiere la tienda “Pescaderías Coruñesas” ubicada en la calle Recoletos de Madrid. Un establecimiento con el que comenzaba el legado de Evaristo García y que en 2014 contaba con una plantilla de 250 empleados y con una facturación cercana a los 40 millones de euros.

Evaristo García

Con el paso del tiempo se suceden diversas ampliaciones en sus instalaciones para atender a la demanda de sus clientes, entre los que figura la Casa Real. Además en los años setenta “Pescaderías Coruñesas” da el salto a la restauración con la adquisición del restaurante “El Pescador”, “O’Pazo” y “El Filandón”.

“Pescaderías Coruñesas” se ha mantenido como referente en los negocios de distribución y comercialización de pescados gracias al esfuerzo y continua adaptación a los tiempos que corren. Y a su vez, al respeto a la tradición, a la experiencia y al buen hacer que se obtienen de una empresa familiar que ha trabajado en este sector durante cuatro generaciones y que le hicieron merecedor de la octava edición del premio Fernando Becker Gómez de los Economistas. En 1994 Evaristo García dejaba en manos de sus hijos la gerencia del grupo “Pescaderías Coruñesas”.

ENTREGA DEL PREMIO

En el acto de entrega del Premio Bécker, celebrado en la Colegiata de San Isidoro, su hijo Norberto García, destacaba que el secreto del éxito profesional de su padre había estado en “el trabajo, dedicación, humildad y una gran dosis de perfeccionismo. Y sobre todo voluntad de servir, que durante un tiempo ha tenido un sentido peyorativo pero que es lo más bonito que hay».

En su intervención, Norberto García recordaba que su adre “se fue a Madrid con nueve años y apenas tres de asistencia a la escuela. Su maestro le recomendó que aprendiera a sumar y multiplicar, que restar y dividir no era tan importante. Y a sumar ha dedicado su vida». Una vida de trabajo y negocio entregada a «llevar a nuestros clientes en todo el país todo lo que sale del mar», en la que la palabra dada sigue siendo compromiso ineludible a cumplir.

Seriedad y compromiso han sido y son las recetas de trabajo de una familia, que mantiene muy viva su vinculación con León y con Combarros, donde conservan las viviendas y donde pasan el tiempo que les permiten los negocios.

El entonces gerente de la Fundación MonteLeón, Dionisio Domínguez, entregaba el Premio Fernando Bécker a Evaristo García, en la persona de su hijo Norberto.