Juan Carlos Suárez Quiñones, consejero de Fomento

La Junta modificará la Ley de Urbanismo de Castilla y León para adaptarla al plan de reconstrucción para hacer frente a los efectos del estado de alarma derivado de la pandemia del coronavirus. Así se lo ha anunciado esta tarde el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio;  y al presidente de la Confederación Castellano-Leonesa de la Construcción, Javier Vega; en el transcurso de una reunión telemática, en la que también han participado los nueve presidentes provinciales, así como el presidente de la Cámara de Contratistas y la gerente de la Fundación Laboral de la Construcción de Castilla y León.

Suárez-Quiñones confirmó, asimismo, a sus interlocutores el compromiso de la Junta con las actuaciones de rehabilitación, regeneración y renovación urbana. Se ha recordado que tanto las áreas de regeneración y renovación urbana (ARUs), como las líneas de subvenciones a la rehabilitación, siguen su curso de acuerdo con el marco financiero del Plan de Vivienda 2018-2021.

El consejero ha recordado que la Junta de Castilla y León aprobó el pasado mes de septiembre una subvención por importe de 11,4 millones de euros para la rehabilitación de 781 viviendas en diferentes ARU´s distribuidas por distintas provincias de la Comunidad. Con esa última cifra, se habrán movilizado desde 2018 un total de 101,9 millones de euros a esta actividad que supone un claro apoyo e incentivo para la construcción.

El consejero de Fomento y  Medio Ambiente ha informado de la intención de mantener las líneas de apoyo a los proyectos de rehabilitación edificatoria. En concreto se ha referido a las dos convocatorias que cada año se publican tanto para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de viviendas (dotada con 1,7 millones), como la destinada a la conservación y accesibilidad (dotada con otros 2,8 millones). Sobre estas últimas ha tenido la ocasión de informar que la convocatoria para este año 2020 estaba prevista para el pasado mes de marzo, pero la suspensión de plazos derivada del estado de alarma ha impedido su publicación. Por último, relacionado también con la rehabilitación, el consejero ha mantenido el compromiso de celebrar en Ávila el III Congreso ITE+3R, posponiéndolo al momento en que las circunstancias que rodean al coronavirus lo permitan.

Finalmente, por parte del consejero en la reunión se ha puesto de manifiesto el esfuerzo inversor y de obras que se está desarrollando, tanto en materia de carreteras, obras de estaciones de tratamiento de agua potable, de depuración de aguas residuales y otras del ciclo del agua. El consejero informó de las incidencias que el estado de alarma ha supuesto en estas actuaciones, y la acción ejercida por la consejería para desbloquear la licitación de obras en las que concurren especiales circunstancias de interés general en relación a las previsiones al respecto de la normativa que regula el estado de alarma.