Imagen de archivo de una terraza/ FELE

La Asociación de Hostelería de León, adscrita a la FELE, lamenta y condena las últimas noticias de varios establecimientos de hostelería que no han seguido las recomendaciones sanitarias establecidas para la prevención de la expansión del COVID19.

En un comunicado, desde la Asociación de Hostelería de León se asegura que son “los primeros que defendemos la desproporcionalidad de las medidas impuestas al sector que ha sido regulado desde el principio de la pandemia como si fuera el origen de la misma. Se han tomado medidas judiciales contra la Junta de Castilla y León solicitando medidas cautelares para poder salvar el tejido empresarial que roza ya sus límites”.

Los hosteleros aseguran que “siendo conscientes de que la situación de los establecimientos de Hostelería están al borde del cierre o concurso de acreedores y que las limitaciones no permiten la supervivencia de muchos de negocios, los hosteleros se oponen a las malas praxis que puedan realizarse en hostelería”.

“No podemos consentir que por unos pocos que no cumplen las medidas publicadas como por ejemplo distancias entre mesas, los límites de aforo, control horario, uso de mascarillas etcétera, surjan consecuencias y terminen pagando justos por pecadores, consiguiendo el cierre para todos”, aseguran desde la Asociación empresarial.

Los hosteleros hacen, además,  un llamamiento al cumplimiento de las restricciones ya que “son para todos no solo para unos pocos. Solamente de esa forma demostraremos que la hostelería es responsable con sus negocios y sus clientes”