Camino ya de los treinta años, la Hostería Cuca la Vaina fue construida sobre las ruinas de una vieja de casa de arrieros en Castrillo de los Polvazares, a muy pocos kilómetros de Astorga, la capital de la comarca. Es un hermoso  edificio que armoniza la piedra, la madera y el hormigón como un ejemplo de arquitectura popular perfectamente integrado en su entorno.

Dispone de siete habitaciones, cafetería, terrazas, un comedor principal y tres más para grupos reducidos. La oferta gastronómica está basada en la cocina tradicional en la que destaca especialmente el COCIDO MARAGATO. Se trata de un excelente y completo pote tradicional a base de garbanzos, nueve carnes, repollo, ensalada de tomate, sopa y natillas con mazapán. Se elabora con una larga cocción a fuego lento y tiene la peculiaridad de comerse al revés, es decir que su degustación se inicia en las carnes.

La carta incluye entre otros platos la cecina, croquetas caseras, guisos de gallo de corral y cordero, carnes a la plancha, bacalaos y varios ejemplos de postres de la casa.

La hostería Cuca la Vaina está recomendada por las principales guías gastronómicas nacionales, Guías Michelín, Repsol, TopRural, etc. Forma parte del grupo de restauradores Fogones del Reino y le han dedicado reseñas periodísticas numerosos medios de comunicación y revistas especializadas como El País, El Mundo, La Vanguardia, ABC, El Diario Vasco, La Voz de Galicia,  La Nueva España, Cadena Ser, RNE, TVE, etc.