Iberaval no detecta una paralización de la economía leonesa en el inicio de 2019

Daniel García Marcos es el delegado de Iberaval en León: “En tres años hemos duplicado el volumen de negocio en la provincia, lo que supone un éxito tremendo”

La sociedad de garantía recíproca Iberaval apuesta fuerte por la economía leonesa. El pasado año concedió avales por un importe superior a los 36 millones de euros y las previsiones es que en 2019 se superen esas cifras, según la buena marcha de los contratos firmados en el primer trimestre del año. En toda Castilla y León el valor total de los avales concedidos superó los 300 millones de euros en 2018.

El delegado de Iberaval en León, Daniel García Marcos, no oculta su satisfacción por el aumento de contratos, lo que vendría a desmentir la ralentización o desaceleración de la economía de la que tanto se habla. “El año 2018 fue histórico para Iberaval. En tres años hemos duplicado el volumen de negocio, lo que supone un éxito tremendo”, enfatiza García Marcos.

Iberaval centra su gestión en la pequeña y mediana empresa a través de dos oficinas en la provincia, una en la capital y la segunda en Ponferrada. El sector que más demanda sus avales es el de Servicios, un 40%, seguido por la Construcción, 25%, que ha dado un fuerte impulso en los últimos meses, y el Comercio, con un 15%.

Para llevar a cabo su actividad, Iberaval tiene convenios con más de veinte entidades financieras. Iberaval actúa como avalista de las operaciones que los emprendedores tramitan a través de sus bancos. En algunos casos, los avales pueden salir al cero por ciento, ya que hay líneas de créditos especialmente bonificadas.

Iberaval hace gala de asegurar que ningún proyecto viable se queda sin financiación. En este sentido, García Marcos, aclara que la viabilidad de cada proyecto la presenta el propio emprendedor, la empresa. “En la misma solicitud de aval, el emprendedor debe presentar un plan de negocio potente, que se evalúa en Iberaval y, al final, se suele conceder entre el 80% y el 85% de las peticiones”, explica el delegado en León.

16.000 EMPLEOS EN CASTILLA Y LEÓN

La concesión de avales en 2018 por parte de Iberaval supuso el mantenimiento o nueva creación de entre 15.000 y 16.000 empleos en Castilla y León. “Pero el dato demoledor es el del primer trimestre de este año, en el que hemos superado los 4.000 empleos” asegura García Marcos.

Iberaval tiene un techo establecido de concesión de avales por proyecto de unos 750.000 euros, un importe que se puede superar con condiciones determinadas. El importe medio de las operaciones concedidas en León ronda los 100.000 euros.

La baja morosidad, en torno al 3,8%, es otro de los datos positivos que exhibe con orgullo García Marcos. Una morosidad que desciende en un escenario decrecimiento económico, “lo cual quiere decir que nuestra política de riesgo está siendo buena”, apostilla el delegado de Iberaval en León.

La Junta de Castilla y León apoya a Iberaval con unos 20 millones de euro al año, “cantidad que se destina íntegramente a bonificar la concesión de avales-explica García Marcos-, por lo que es un dinero que llega directamente a las empresas y a los emprendedores, ayuda que puede resultar que determinados avalas salgan totalmente gratis para los demandantes”.

En Iberaval no se ha experimentado un retroceso en la concesión de créditos por la desaparición de las antiguas cajas de ahorro, aunque sí han notado “los efectos de que los órganos de decisión cada vez estén más lejos. No detectamos una falta de crédito sino una falta de agilidad en la resolución de las operaciones”, aclara García Marcos.

Para Iberaval, la actividad económica en Castilla y León se muestra en el inicio de 20019 con una inusitada fortaleza. “La realidad es nuestros datos en el primer trimestre son muy parejos a los del pasado ejercicio, con lo cual no hemos detectado un claro de crecimiento o una ralentización de la actividad económico sino todo lo contrario. Nuestra previsión es que vamos a crecer este año por encima de los dos dígitos”, concluye García Marcos.