Iberaval
Presidente de Iberaval

Iberaval prevé derribar la barrera de los 1.000 millones de euros de Riesgo Vivo -esto es, financiaciones en vigor- dentro de su nuevo Plan Estratégico 2020-2022, que ha dado a conocer su presidente, César Pontvianne.

Pontvianne ha detallado que, una vez cumplido el anterior Plan Estratégico (2017-2019), que proyectaba elevar el riesgo vivo hasta los 852 millones de euros al cierre del mismo, objetivo que se ha cumplido, Iberaval apuesta por superar esa cifra de 1.000 millones de euros, con el objetivo de mantener el ritmo de apoyo a las empresas castellano y leonesas y riojanas, fundamentalmente.  Durante los tres años precedentes, Iberaval hizo posibles más de 13.000 préstamos y créditos empresariales.

«Queremos ser un referente en la financiación de las pymes y los autónomos en los diferentes ámbitos de mercado», ha subrayado Pontvianne, quien también ha destacado que Iberaval tiene como misión principal para este periodo «acompañar y contribuir a impulsar a las empresas en su crecimiento, desarrollo y creación de empleo a través de la financiación mediante aval, brindándoles un asesoramiento objetivo con enfoque empresarial y profesional».

DOCE PLANES ESPECÍFICOS

El nuevo Plan Estratégico de Iberaval, que se articula a partir de doce estrategias específicas, entre las que se encuentran la simplificación documental, la mejora de procesos y la responsabilidad social empresarial, también contempla el objetivo de alcanzar los 32.000 socios al cierre de 2022.

En 2019 Iberaval se aproximó a los 29.000 socios partícipes. Asimismo, cuenta con 128 institucionales, entre los que destacan por volumen de participación el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León, dependiente de la Consejería de Economía y Hacienda, y la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER).

«Queremos estar listos ante los cambios y mejorar la experiencia del usuario en los tiempos de respuesta, desde que plantean una operación de financiación hasta que la firman», ha explicado Pontvianne, quien ha participado de forma activa en el desarrollo de este nuevo Plan Estratégico 2020-2022 que «busca, en definitiva, que Iberaval sea útil a las pymes y autónomos que recurran a nosotros».

NUEVOS PÚBLICOS

El presidente de Iberaval ha incidido en que la sociedad de garantía augura «un escenario de intensa desaceleración» durante este año y los dos próximos. No obstante, las proyecciones de crecimiento se apoyan en una «adaptación a la inmediatez», para lo que Iberaval pretende «mantener pisado el acelerador de la evolución tecnológica».

De hecho, la omnicanalidad, eficiencia y agilidad en los procesos de la cadena de valor serán objetivos fundamentales en el periodo 2020-2022 dentro de la compañía. En este contexto, Pontvianne ha afirmado que «hay un cambio de modelo que están estableciendo el público más joven y las start-up, en un entorno en el que prevemos que los tipos de interés sigan bajos por mucho tiempo, a lo que hay que sumar una suave caída en el número de operaciones de inversión».

Por último, el nuevo Plan Estratégico de Iberaval persigue un giro hacia la sostenibilidad en su actividad, adaptándose al mercado, pero sosteniendo una estrategia comercial de crecimiento.