Diputación y ICAMCYL
Representantes de ICAMCYL y Diputación han presentado esta mañana el proyecto

ICAMCYL (Centro de Innovación de Materiales Avanzados y Materias Primas) pondrá en marcha en La Robla un Polo de Innovación del Carbón, con una inversión global de dos millones de euros, de los que Diputación aportará el 50%. Este Polo creará un total de 25 puestos de trabajos.

Representantes del ICAMCYL y Diputación han mantenido una reunión de trabajo para cerrar el proyecto. Así, el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, ha avanzado al director general de la Fundación Icamcyl, Santiago Cuesta, el apoyo de la institución provincial al proyecto del Polo de para la Innovación del Carbón previsto en La Robla con una aportación de 1 millón de euros durante la reunión mantenida este lunes en el Palacio de los Guzmanes en la que también participaron el vicepresidente primero, Francisco Castañón, y el diputado de Desarrollo Económico, Miguel Ángel del Egido.

“La Diputación ha entendido que hay que hacer un esfuerzo añadido en las comarcas mineras”, remarcó el diputado de Desarrollo Económico, quien incidió que la aportación de la institución provincial tendrá, como objetivo, la “adecuación de las instalaciones que la Fundación ya tiene en la localidad para crear un centro competencial con un laboratorio de precisión y alto standing” que investigará sobre los materiales avanzados derivados del carbón y la nanotecnología.

25 EMPLEOS

El director general de la Fundación Icamcyl agradeció, por su parte, el “apoyo y la implicación de la Diputación” en el desarrollo de este proyecto que busca implementar la tecnología que “permita transformar el carbón en materiales avanzados como el grafeno, la fibra de carbono”, materiales especialmente apreciados en sectores tecnológicamente avanzados como las energías renovables, el automóvil.

Este proyecto supondrá, avanzó, “la creación de 20 puestos de trabajo directos de alta cualificación” y 5 indirectos con una inversión total que rondará los 2 millones de euros.

Este centro competencial dispondrá de “un laboratorio único” para invertir nuevos usos del carbón más allá de quemarlo, como es el carbón avanzado, el carbono de silíceo o el carbón como fertilizante agrícola. A su vez, se implantará también una línea de investigación en minería urbana reciclando y reutilizando desechos tecnológicos fomentando, a su vez, como con la recuperación de escombreras la economía circular.

Santiago Cuesta incidió en que “también queremos tabajar con la Diputación en la Montaña Central para crear sinergias, promover incubadoras de empresas tecnológicas así como impulsar actividades de emprendimiento ligadas y complementarias” a las líneas de investigación que lleve a cabo la Fundación Icamcyl.