Un veterano aficionado, Javier Cañizares, gana el 4º Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea Leonesa

Convocado por la Cámara de la Propiedad Urbana y el Centro de Negocios Independencia de León está dotado con 1.200 euros. Se han presentado 396 obras, el doble que el año pasado.

Javier Cañizares Gil, un leonés, técnico de mantenimiento y de atención al público, aficionado a la fotografía de toda la vida y ganador ya de algunos concursos fotográficos en la provincia, ha sido el ganador el 4º Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea Leonesa, convocado por la Cámara de la Propiedad Urbana de León y por el Centro de Negocios Independencia, dotado con 1.200 euros y la producción de diez obras, que se expondrán en la próxima edición del concurso, junto con los seleccionados y galardonados de la tercera edición.

La obra ganadora lleva por título “Vigilados” y es una colorista instantánea obtenida en el Palacio de Exposiciones de León, con motivo de la celebración de una jura de bandera. La fotografía, de tamaño vertical,  muestra a un guardia civil, con prismáticos en la cara, vigilando desde lo alto de un edificio el desarrollo del acto militar. La foto está tomada desde el interior del Palacio de Exposiciones, por lo que destaca en primer plano el colorido de sus enormes vitrales.

Cañizares fue fundador del grupo Iris de fotografía, ha colaborado con Imagen Más y ha obtenido premios en certámenes fotográficos de la Diputación de León, Montaña de Riaño o en la ciudad gerundense de Figueres, entre otros.

Carmen Verde Arias, segundo premio

El segundo premio, dotado con 900 euros,  ha correspondido a Mari Carmen Verde Arias, con su fotografía titulada “Ensamblados”; el tercer premio, dotado con 600 euros, ha sido para Isabel Muñiz Santos, por su obra titulada “S/T”. El jurado ha otorgado, además, dos menciones especiales a Pablo García García, por su fotografía  “La Bella” y a María Jesús González, por «La ventana discreta”.

Las fotografías premiadas serán expuestas junto con una amplia selección de obras de participantes y la exposición de fotografías 10 Ciudades (Y 20 impresiones)”, de Santiago A. Sagredo, ganador del 3er Certamen realizado el año pasado y que ha sido producida por la Cámara de la Propiedad, como parte del primer premio. Todas las obras podrán visitarse desde el viernes 11 de enero en el Museo de León, en una exposición temporal que se prolongará hasta el 3 de marzo.

El tercer premio, de Isabel Muñiz

La entrega de premios coincidirá con la presentación de esta exposición temporal que tendrá lugar en el Museo de León este viernes, 11 de enero, a las 18:00 horas.

SATISFACCIÓN

En la rueda de prensa para dar a conocer este fallo del jurado, el gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana y director del Centro Negocios Independencia, Miguel Ángel Sánchez, mostró su satisfacción por la consolidación de este Certamen en su cuarta edición, ya que se han participado 160 fotógrafos, con un total de 396 obras, casi el doble de las del pasado año.

Representado al jurado, Pablo Martínez, coordinador del Certamen, mostró asimismo su satisfacción profesional por la alta calidad de las obras presentadas y agradeció el apoyo de la Cámara de la Propiedad Urbana “su apoyo a la cultura, en estos momentos de horas bajas”. Asimismo, destacó que en esta edición, el Palacio de Exposiciones había sido el escenario elegido por casi sesenta de los fotógrafos participantes.

Con esta iniciativa, la Cámara impulsa sus actividades culturales y sociales, como herramienta para abrirse a la sociedad y dar a conocer sus objetivos, como el de servir de mediadores entre propietarios e inquilinos, con un claro afán de servicio público.

Los premios fueron dados a conocer en rueda de prensa

La finalidad principal del Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea de León es poner en valor y contribuir a una mayor difusión de los ejercicios arquitectónicos y urbanísticos, espacios urbanos en definitiva, de la provincia leonesa, por ello las fotografías debían estar realizadas en cualquier núcleo urbano situado dentro de la provincia de León, aunque podían presentar sus obras todos los residentes en España mayores de edad.

Se optó por una fórmula amplia en cuanto a la realización y presentación de las fotografías: las fotografías podían realizarse tanto con técnica digital como analógica, y ser complementadas con otras técnicas, como iluminación, tratamiento postproducción como el retoque por ordenador, la utilización de soportes especiales, o cualquier otra que el autor estime o investigue.