El fotoperiodista leonés Jesús F. Salvadores cuelga en el Centro Leonés de Arte de la capital leonesa su exposición “La huida. Peregrinaciones del siglo XXI”. La muestra está integrada por un total de 50 obras fotográficas en color y pequeño formato, un proyecto que se iniciaba en febrero de 2005 con el viaje a la Basílica de la Virgen de Lourdes (Francia) iniciando un recorrido por los grandes movimientos de las masas sociales.

Esta muestra se integra dentro del programa general de exposiciones que pretende poner en valor y difundir la obra de los creadores leoneses que cuentan con un trabajo creativo de gran significación, proyección y reconocimiento nacional.

El proyecto “Peregrinos del Siglo XXI” es un viaje hacia las emociones voluntarias del ser humano; un estudio fotográfico y a la vez sociológico sobre las preferencias que cada persona tiene para migrar durante un periodo corto de tiempo allá donde su mente, su fe o sus pasiones le mueven. Se trata de “lugares sagrados” para miles de personas; ya sea por cuestiones religiosas, en las que la fe y el misticismo son la base de la peregrinación; ya por la pasión por el fútbol, considerado el deporte más popular del mundo con 270 millones de personas participantes.

La religión y el fútbol son los pilares principales de los destinos a los que llegan las masivas congregaciones pero, desde no hace mucho tiempo, también mueven masas los festivales de música independiente, el cine erótico, las nuevas tecnologías o las más famosas pasarelas de moda.

Así como los peregrinos viajan hacia lo que ansían, el fotógrafo viaja con ellos para retratar el espíritu que les hace desear estar allí. El viaje del fotógrafo es el de mero “espectador” activo y respetuoso, es uno más en la peregrinación, pero su cámara no apunta hacia donde apuntan las cámaras de los peregrinos, sino que ellos son los retratados, captando esos momentos del día en que la conexión con las pasiones encendidas es más fuerte.

Jesús F. Salvadores
Una de las obras de Salvadores

FOTOGRAFÍA ANALÓGICA

Con un estilo fotográfico clásico pero a la vez contemporáneo, el proyecto está totalmente realizado con fotografía analógica, sin más artificios que la propia luz natural, siguiendo la estela de los grandes fotógrafos documentales del siglo XX, en la que el fotógrafo trata de documentar y reflexionar sobre la sociedad en la que vive. La ausencia de flash obliga a jugar con la luz, a quererla, a buscarla, a medirla minuciosamente. No es capricho la ausencia de flash, sino un modo de estar sin molestar.

Asimismo, con la enmarcación de estas obras fotográficas analógicas en color, transferidas en pequeño formato a papel fotográfico de gran calidad, Jesús F. Salvadores hace un guiño histórico, un pequeño homenaje y referencia explícita a uno de los soportes básicos y más utilizados como medio fotográfico en décadas pasadas, la diapositiva.

EL ARTISTA

Jesús F. Salvadores nace en Benavides de Órbigo en 1977. Se inicia en la fotografía cuando cursa Bachillerato Artístico en la Escuela de Arte de León (hoy en día convertida ya en un referente a nivel de formación). Posteriormente cursa estudios en la Escuela de Arte de Oviedo y se especializa en el Módulo de Fotografía con el título de Técnico Superior en Fotografía.

Desde 1998 compagina su trabajo como fotoperiodista en el Diario de León con otros proyectos personales. Ha publicado sus fotografías en periódicos
nacionales como El País, El Mundo, Diagonal, Diario 16, ABC entre otros, así como en revistas de actualidad y libros temáticos.

Ha realizado cursos de especialización con fotógrafos muy destacados internacionalmente, con David Alan Harvey (Magnum Photos), Humberto Rivas (Premio Nacional de Fotografía). Eloy Alonso (Agencia Reuters), José Manuel Navia (Agencia Vú) y Valentín Sama entre otros. Destacan en su currículum entre muchos premios en 2002 el Primer Premio del Salón Internacional de Fotografía en blanco y negro de Caja España.  En el año 2006 el Primer Premio Francisco de Cossío de
Fotoperiodismo de Castilla y León, sobre el incendio de un vertedero ilegal de neumáticos.

En el 2005 fue finalista en el Festival Internacional de Fotoperiodismo Ciudad de Gijón. En el 2011, Primer Premio Francisco de Cossío de Fotoperiodismo de Castilla y León, sobre la crisis de la minería en la Provincia de León, titulada “Black Money, La crisis del carbón”. En el 2013, Primer Premio de Periodismo Maite Almanza, Astorga. En el 2018 Premio Mingote a la mejor fotografía del año 2017 otorgado por el Diario ABC en los Premios Internacionales de Periodismo.