Fundación MonteLeón
Intervención del alcalde durante el Filandón

El alcalde de la  ciudad, José Antonio Diez, aprovechó el acto de clausura del 30 aniversario de la Fundación MonteLeón para anunciar algunas de las iniciativas culturales que se van a poner en marcha desde el Ayuntamiento a corto y medio plazo. Diez cerró el Filandón sobre el estado de la Cultura en León, celebrado en la noche del miércoles y en el que participaron el académico y catedrático Salvador Gutiérrez Ordóñez; el ex director general del Libro, profesor y gestor cultural, Rogelio Blanco; y el director de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García Martínez, moderados por el periodista Francisco J. Martínez Carrión.

Este es el texto de la intervención del alcalde:

“Creo, espero y deseo que estemos asistiendo a un nuevo tiempo para la cultura en León. Y me da reparo decirlo aquí, en este evento, ante personas que siempre han luchado por desarrollar la cultura en la ciudad de León, por personas que han llevado la literatura, la lengua, los libros, el arte, la música, el patrimonio como bandera definitoria y destacada de León.

Me produce tristeza tener que decir que las instituciones no hemos estado al nivel de la iniciativa privada en los últimos años y por eso León se ha resentido gravemente.

Recuerdo que en el año 2009, León llegó a ocupar el puesto octavo dentro del listado nacional del Observatorio de Cultura y destacaba, tanto por la calidad como por calidad como por la innovación en la programación. Tras estos años en los que, sin duda, se dio la espalda, con un importante descenso en el presupuesto, falta de compromiso y falta de implicación caímos a un puesto  24, muy alejado de las ciudades con pujanza ahora mismo y fuera del top 10 que abandonó en 2012, y del top 20 del que desapareció en el año 2015.

Fundación MonteLeón
El alcalde posa con los organizadores y ponentes del Filandón

Son datos objetivos, pero también la impresión subjetiva es que León no ha estado aprovechando quizá su mejor potencial: su cultura, su patrimonio, sus autores, sus artistas. Hemos ido dejando que nos engullera la normalización cuando el silencio más absoluto sobre lo que se hacía y se producía en León.

Sonroja ver cómo nuestros autores tienen que irse a otras ciudades donde encuentran mejores condiciones, para una exposición, para una edición, para un concierto.

NUEVO TIEMPO

Por ello, creo que empieza un tiempo nuevo porque, con nuestros aciertos y nuestros errores, que seguro que los habrá, partimos de una situación totalmente diferentes y es que, a nosotros, sí nos interesa la cultura.

Entendemos la cultura como un eje fundamental de desarrollo de la ciudad pero y quizá esto es lo más importante, como un eje fundamental de desarrollo de las personas, de la ciudadanía.

La recuperación de la actividad, la extensión de ésta a los barrios, el reconocimiento de la cultura y de la tradición leonesa –y lo digo tras un Filandón- son una parte esencial del proyecto de ciudad que queremos y por el que trabajaremos. Es cierto que nos hemos encontrado ya obstáculos, como las dificultades derivadas del plan de ajuste para poner en marcha el Patronato de Cultura de forma inmediata.

Es un compromiso y saldrá adelante en cuanto salgamos de ese control férreo de las cuentas, pero mientras tanto en este primer ejercicio ya hemos ampliado el presupuesto para programación y actividad cultural, con subvenciones a los festivales, premios literarios, actividades en los centros de interpretación y, por supuesto, en los colegios donde debe nacer el espíritu crítico que caracteriza a las personas formadas y con iniciativa y preocupación por la cultura.

Entendemos, no obstante, que esta actividad ha de ser fruto de la colaboración, coordinación en la programación y, por supuesto, en el desarrollo de todas las actividades.

MEDIDAS

No existe, por ejemplo, una simple página web que recoja y coordine la actividad cultural que se desarrolla en la ciudad, lo que hace que ésta quede opacada e infravalorada. Poner en marcha este proyecto, entiendo, no debe ser tan difícil ni costoso.

No quiero extenderme en los proyectos pero sí quiero destacar que contamos, para ello, ya con la Universidad con quienes en una primera reunión de trabajo hemos comenzado a colaborar, la Universidad de Washington, el Instituto Confucio y, por supuesto, con la industria cultural de esta ciudad a la que merecemos y debemos un impulso desde las instituciones.

Trabajaremos por retomar el proyecto de León ciudad literaria, impulsando toda serie de iniciativas relacionadas con la edición, promoción y difusión de los autores leoneses,  así como la atracción de figuras literarias nacionales e internacionales. Promoveremos la instalación en nuestra ciudad de nuevas empresas vinculadas con la industria cultural apostando por la cultura como generador de empleo de calidad, potenciando León como centro de industria cultural, con ayudas de programas europeos y otras redes para recabar financiación y cooperación transnacional para nuestras Pymes culturales y otras organizaciones.

Como decía, es imprescindible crear herramientas tecnológicas que faciliten el acceso a la información y adecuada difusión de los eventos realizados en León a nivel nacional e internacional, para ello acudiremos a líneas de ayudas para TIC’s establecidas por las distintas administraciones públicas.

También es nuestro objetivo recuperar la Oficina virtual del Libro y la Lectura del Ayuntamiento de León, la web Centro del Libro de León y el Observatorio del Libro para coordinar actividades relacionadas con el libro, la lectura, convocatorias de premios, contando con la participación de libreros, editores, escritores, etc.; optimizando la red de bibliotecas como el centro cultural más cercano a los barrios…

Decenas de proyectos que, como decía, deben contar con su ayuda y colaboración.

FUNDACIÓN MONTELEÓN

Sé que ahí estará la Fundación MonteLeón que, en estos treinta años, ha sido un referente generador de cultura y actividad en León y espero que podamos seguir colaborando y trabajando por el presente cultural que constituye, sin duda, la semilla de una ciudad mejor para el futuro.

Gracias a la Fundación MonteLeón y, por supuesto, a todos ustedes por estar hoy aquí y, sobre todo, por estar siempre del lado de la cultura. No olvidemos que al otro lado está la barbarie, la sinrazón y la pobreza en el más amplio sentido la palabra”.