Dentro de las medidas tomadas durante las últimas semanas para gestionar la actual crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus COVID-19, el Ayuntamiento de La Bañeza ha estado coordinando y prestando ayuda de carácter tanto técnico como económico para hacer llegar al personal sanitario y a los profesionales de atención al público material de protección.

Entre ellas destaca la donación por parte de la empresa bañezana Embutidos Rodríguez de un total de 19.000 batas desechables que el Ayuntamiento de La Bañeza va a hacer llegar a la Gerencia de Atención Primaria del Sacyl de León, para su posterior distribución por los Centros de Salud de toda la provincia.

Igualmente se ponen en valor varias las iniciativas de voluntarios, establecimientos comerciales y de hostelería – en las que participa el Ayuntamiento de La Bañeza a distintos niveles, prestando ayuda económica, técnica y organizativa en algunos casos – que han confeccionado hasta el momento unas 5.000 mascarillas de tela y en torno a 1.500 pantallas de protección antisalpicaduras con fabricación en impresoras 3D.

A estas iniciativas hay que sumar la donación al Hospital de León de diverso material sanitario de protección, que ha sido cedido por varios establecimientos comerciales.

El reparto de este material, coordinado y gestionado por el Consistorio, se ha hecho entre las diferentes residencias de ancianos bañezanas, el Centro de Salud de La Bañeza, el Centro Asistencial Nuestra Señora del Valle, farmacias, supermercados y otros establecimientos que continúan abiertos al público. De la misma manera, este material también se ha hecho llegar a residencias, centros de salud y establecimientos de diversas poblaciones de la comarca.

Vivimos sin duda una crisis sanitaria a escala global, con impacto directo no solo a nivel de salud sino también económico y social, que marcará a varias generaciones y desde el consistorio han enviado su más sincero agradecimiento a todaslas empresas y particulares que, en la medida de sus posibilidades, están contribuyendo con su dinero y con su esfuerzo a luchar contra el COVID-19.