La Hostelería, uno de los sectores más perjudicados

La Junta decreta el confinamiento de la capital leonesa a partir de esta medianoche, lo que supondrá la restricción de movimientos durante los próximos catorce días, según acaba de anunciar en rueda de prensa la consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, quien a primera hora de esa mañana se lo ha comunicado al alcalde, José Antonio Diez. La peor noticia posible en una festividad como la de San Froilán, que se celebra hoy, eso sí en la intimidad, sin actos de ningún tipo.

Estas son las nuevas medidas: Se restringe la entrada y salida de personas de la capital, salvo para aquellos desplazamientos adecuadamente justificados. Se permite la asistencia a centros sanitarios, así como a todos los centros educativos y laborales.

Se puede entrar en León si es el lugar de residencia habitual. Y también para la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Se permiten los desplazamientos a entidades financieras y de seguros que no puedan aplazarse, así como para la realización de trámites oficiales en organismos públicos. También se podrán desplazar aquellas personas que deban realizar exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

La circulación por carreteras y viales que transcurran o atraviesen León será posible, siempre y cuando tenga origen y destino fuera de los mismos.

Se permite la circulación de personas residentes dentro de la capital respetando las medidas de protección individual y colectiva establecidas por las autoridades sanitarias.

Las reuniones de cualquier tipo se reducen a un máximo de seis personas.

En los lugares de culto el aforo máximo será de un tercio, garantizando en todo caso la distancia mínima interpersonal de 1,5 metros. En los velatorios el aforo máximo será de quince personas en espacios al aire libre o diez en espacios cerrados, sean o no convivientes.

HOSTELERÍA

Los locales comerciales y servicios abiertos al público tendrán un aforo máximo del 50% y la hora de cierre no podrá superar las 22:00 horas, salvo las excepciones que se prevean.

En hostelería y restauración, juegos y apuestas el aforo máximo será del 50% en espacios interiores y del 60% en espacios exteriores. A su vez, el consumo en barra no estará permitido.

Las mesas o agrupaciones de mesas deberán guardar una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas a las demás mesas o agrupaciones de mesas y la ocupación máxima será de seis personas.

Los bares y restaurantes no podrán admitir nuevos clientes a partir de las 22:00 horas y la hora de cierre no podrá superar las 23:00 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio

En las instalaciones deportivas el aforo máximo será del 50% en espacios interiores y del 60% en espacios exteriores. La práctica deportiva en grupos se reducirá a un máximo de seis personas.

José Antonio Diez, alcalde de León

ALCALDE DE LEÓN

Por su parte, el alcalde de León, José Antonio Diez, ha realizado un nuevo llamamiento a la responsabilidad y precaución de todos los ciudadanos para salir cuanto antes de las medidas restrictivas que, desde esta media noche, establecerá la Junta de Castilla y León ante el agravamiento de los datos de seguimiento de los casos de Covid-19 en la ciudad.

Al mismo tiempo, Diez ha reclamado que desde la administración autonómica se pongan las medidas necesarias para solventar el problema de las unidades de cuidados intensivos en la Comunidad que han acelerado esta aplicación de protocolos especiales de prevención en León.

El alcalde explicó que los leoneses “hemos cumplido mayoritariamente con las instrucciones de seguridad decretadas desde el pasado mes de marzo”, sobre las que, apuntó, el Ayuntamiento ha realizado a través de la Policía Local y en colaboración con el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, controles diarios que han llevado a la imposición de miles de multas por vulnerar los decretos horarios, el uso de mascarillas o el rebase de los aforos. No obstante, Diez explicó que no se bajará la guardia y se continuará vigilando el acatamiento de todas estas restricciones en las calles, establecimientos y viviendas así como se realizará un seguimiento del cumplimiento de las cuarentenas en personas contagiadas de coronavirus.

Este control policial y la obediencia generalizada no han sido suficientes -apuntó- para evitar crecimiento de los contagios en la capital, ni en el alfoz por lo que la tasa de infección supera ya los 500 casos por cada cien mil habitantes, se supera el crecimiento de los niveles de la curva por encima del baremo considerado asumible y, paralelamente, esto ha llevado a un incremento de la presión asistencial que es, a día de hoy, el dato más preocupante para las autoridades por la dificultad para resolverlo.

“No se ha incrementado el número de camas hospitalarias ni se han reabierto los consultorios, ni dotado las UCIs necesarias en la Comunidad por lo que la ocupación de las habilitadas está ya por encima de las ratios establecidas por las autoridades sanitarias para adoptar medidas limitativas de la movilidad”, explicó Diez.

El alcalde, por ello, hizo una llamada a esa responsabilidad de todas y todos para recuperar cuanto antes la nueva normalidad ya que las restricciones afectan fundamentalmente al sector servicios que, sin duda, es uno de los más perjudicados por los protocolos de contención decretados desde el pasado mes de marzo.