El Ayuntamiento de León ha constituido finalmente esta mañana la comisión especial informativa de seguimiento del Covid-19, en cumplimiento del acuerdo plenario y con representación de todas las formaciones políticas.

En la reunión de constitución se ha nombrado presidenta a la concejala de Promoción Económica, Susana Travesí, que, desde el pasado mes de marzo, dirige la mesa de trabajo que determina la actuación del Consistorio en la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus y establece las directrices de actuación tanto en los edificios municipales como en los servicios esenciales para contener los contagios en la ciudad. El concejal de Régimen Interior, Deportes y Movilidad, Vicente Canuria, será el vicepresidente de la comisión.

En la sesión constitutiva, los distintos técnicos municipales han explicado las distintas medidas de seguridad que se han adoptado desde el Consistorio, algunas de las cuales comenzaron incluso antes de la declaración del Estado de Alarma y que en su mayoría han tenido un resultado muy satisfactorio:

– La actuación en la residencia de mayores municipal donde se limitó el contacto de los residentes con sus familias y visitantes para evitar contagios.

El cierre de los edificios municipales para evitar riesgos.

– La supresión del transporte público y de todas las actividades municipales.

La actuación técnica determinó, además, las medidas de control interno de la crisis sanitaria mediante la adopción de acciones en personal para garantizar el teletrabajo, asegurar la turnicidad y separación de la plantilla con el doble objetivo de minimizar el riesgo de contagios entre los trabajadores pero manteniendo la actividad esencial.

En este sentido, Susana Travesí explicó que la preparación y la anticipación del gobierno municipal han permitido mantener el Ayuntamiento en funcionamiento en las tareas esenciales, la prestación de asistencia a toda la ciudadanía y la ejecución de programas muy importantes como la seguridad en las calles, la asistencia a domicilio, la limpieza y desinfección de los espacios urbanos.

La presidenta presentó un informe de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento desde el inicio de la gestión del Covid-19, desde las medidas organizativas, higiénico-sanitarias de limpieza y desinfección de la ciudad hasta actuaciones específicas con colectivos vulnerables, la campaña de comunicación a la ciudadanía o la colaboración constante del Ayuntamiento con instituciones públicas y privadas con el objetivo de minimizar los efectos de la pandemia.

Destacó también que el Ayuntamiento ha asumido tareas de otras administraciones, como el pago de las becas de comedor o el reparto de libros entre los escolares leoneses.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Los principales grupos de la oposición – PP y Ciudadanos – han puesto el acento en la falta de autocrítica y transparencia del gobierno municipal.

El PP – que afirma que fueron ellos quienes hace más de un mes pidieron al alcalde la creación de la comisión de seguimiento y análisis del COVID-19 en León puesto en marcha hoy – se ha mostrado sorprendido ante la afirmación del concejal Vicente Canuria de que el equipo de gobierno conocía la gravedad del COVID-19 desde principios del mes de febrero y que 64 trabajadores de la plantilla municipal se han contagiado de coronavirus.

El edil popular Fernando Salguero ha señalado que esta es la primera reunión – a su juicio, demasiado tarde – informativa con los grupos que componen el arco político municipal y se produce ya cuando se empieza a vislumbrar la lenta salida de la pandemia, en una situación de  graves consecuencias sanitarias, sociales y económicas y con más de 400 fallecidos.

Por su parte, Ciudadanos a través de su portavoz Gemma Villarroel, ha señalado la falta de autocrítica del equipo de gobierno, lamentando que la comisión no se vaya a convocar semanalmente para aportar o analizar las medidas propuestas “ya que si se celebra cada dos semanas no se va a poder reconducir ninguna mala decisión que se tome desde el Ayuntamiento”. 

Según Villarroel la comisión llega tarde y no se ha planteado de forma óptima, faltando diálogo y participación de todas las fuerzas del consistorio“hemos asistido sin ningún informe previo y en una hora y media se han condensado 65 días de actuaciones, por lo que desde la oposición poco podemos plantear”.