Las iglesias seguirán cerradas al culto público

La Diócesis de León frena su desescalada después de que Sanidad haya mantenido a la provincia de León dentro de la Fase 0, lo que significa que los templos seguirán cerrados y no habrá culto público.

A pesar de esta situación, el Obispado mantiene la celebración de misas por todos los difuntos de la pandemia este lunes 11 de mayo, pero a puerta cerrada, sin presencia de fieles.

Asimismo, el Obispado recuerda que la suspensión de las Primeras Comuniones y las Confirmaciones hasta el primer trimestre (de septiembre a noviembre) del próximo curso pastoral 2020-2021.