Mediante una donación especial con ejemplares de todo su fondo editorial, el Instituto Leonés de Cultura (ILC) de la Diputación Provincial de León ha contribuido a crear una gran biblioteca de temas y autores leoneses en el Parador de Turismo de San Marcos, espacio que entrará en funcionamiento con motivo de la próxima apertura del hotel tras las intensas obras de remodelación a las que se ha visto sometido.

El fondo donado, de 514 publicaciones entre libros, mapas y revistas, ha sido directamente entregado por el coordinador de Proyectos y Actividades del ILC, Emilio Gancedo, al director del parador leonés, Alberto San Sebastián. Entre los títulos aportados hay clásicos como la antología poética de Victoriano Crémer; el ‘Cancionero leonés’ de Miguel Manzano; las ‘Obras completas’ del compositor y musicólogo Ángel Barja; los libros de gran formato ‘Arquitectura popular leonesa’, de José Luis García Grinda, y ‘Reino de León. Hombres, mujeres, poderes e ideas’; las colecciones ‘Provincia’ de poesía y de narrativa, y los ‘Breviarios de la calle del Pez’, íntegras; así como catálogos de exposiciones señeras promovidas por el ILC y todos los números disponibles de la revista cultural ‘Tierras de León’. La gran mayoría de los libros donados han sido editados o coeditados por la Diputación de León aunque también los hay que en su día fueron adquiridos a causa de la relevancia de sus aportaciones.

La biblioteca de temas y autores leoneses del Parador de San Marcos estará situada en el mismo emplazamiento que la anterior, aunque considerablemente reformada y mejorada, y sus abundantes fondos se pondrán a disposición de los clientes coincidiendo con la próxima reapertura del mismo. El objetivo de la dirección del Parador de San Marcos es hacer del hotel un gran espacio cultural que combine arquitectura, historia y artes plásticas, a las que también, con esta amplia biblioteca, se unirá la literatura y la investigación cultivada en las comarcas leonesas o por autores muy vinculados a ellas.

La donación del ILC se enmarca dentro de la exitosa campaña de difusión de sus fondos editoriales, una actividad que comenzó el pasado mes de julio con el programa ‘Libros pueblo a pueblo’ y que ya ha llevado más de 7.000 volúmenes a los ayuntamientos y juntas vecinales de la provincia.