La Diputación de León inaugura la temporada de esquí con la apertura de la estación invernal Valle Laciana-Leitariegos, que este miércoles ofrece un total de ocho pistas que suman 4,6 kilómetros esquiables de nieve polvo y espesores que oscilan entre los 80 y los 30 centímetros. Las instalaciones de titularidad provincial aprovechan la nieve caída estos días pasados para abrir sus puertas en esta jornada de sol y nubes en una temporada que está marcada por la crisis sanitaria derivada del COVID-19, que ha obligado a adecuar los espacios y tomar medidas de acuerdo a las recomendaciones y exigencias definidas por las autoridades sanitarias y el sector a nivel nacional (Atudem). Se trata de deportes que se desarrollan al aire libre y donde el equipamiento (guantes, esquí, bastones…) favorece la barrera (distancia y protección) entre las personas. No obstante, las grandes congregaciones de personas en puntos como los remontes, cafeterías… obligan a establecer medidas que garanticen el mantenimiento de las distancias de seguridad que evite posibles contagios.

Por otra parte, la estación de San Isidro, también de la Diputación de León, trabaja en el acondicionamiento de las pistas para poder abrir sus instalaciones en el momento en el que las condiciones meteorológicas lo permitan sin que pueda aventurarse, por el momento, una fecha concreta, pues las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) auguran lluvias que podrían modificar notablemente el panorama de cara al fin de semana.

Las estaciones invernales dependientes de la Diputación de León, San Isidro y Valle Laciana – Leitariegos, vieron interrumpida su actividad el pasado 12 de marzo cuando, por responsabilidad, la institución provincial decretaba la reducción al máximo de su actividad al público para frenar los contagios por coronavirus. La dilación en el tiempo del estado de alarma por la evolución de la pandemia impidió reabrir las pistas, que cerraron de forma abrupta la temporada 2019-2020. Ahora, las estaciones están preparadas para poder abrir al público, como lo ha hecho este miércoles Valle Laciana-Leitariegos, con todas las garantías sanitarias para los usuarios y siempre y cuando la cantidad de nieve acumulada lo permita.