Sede del FMI en Nueva York

La Bolsa de Madrid ha cerrado la sesión de hoy con una fuerte caída del 3,27%, provocada por las pesimistas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España en este 2020. Las previsiones rozan con el catastrofismo. El FMI asegura que España e Italia serán las economías del mundo occidental más perjudicadas por la crisis derivada del coronavirus.

El FMI prevé para España en este 2020 una caída de su economía de un 12,8%, debido a su alta exposición a sectores como el turismo, el ocio y la hostelería, los más afectados por el confinamiento derivado del estado de alarma. Las ayudas del Gobierno para paliar esos efectos económicos elevará el déficit, según el FMI, al 13,9% y a deuda pública se disparará hasta el 123,8% al terminar este año. Prácticamente la deuda española crecerá hasta el 1,5 billones de euros. Nunca jamás había escalado hasta esos números.

Los datos del paro no han sido analizados por el FMI, aunque en su previsión de abril lo situaba a final de año en el 20,8%, una cifra que posiblemente se haya quedado corta.

En cuanto a la recuperación, el FMI señala que será más lenta de lo esperado, así y todo la economía española crecerá un 6,3% en 2021, muy por debajo de otros países como Italia o Francia.

En el trasfondo de esta lenta recuperación subyace, según el FMI, debilidades estructurales de la economía española como la alta precariedad o la debilidad del mercado laboral, así como  la lenta recuperación del ahorro de las familias y la caída de la inversión. Eso sí, desde el FMI se advierte que no es tiempo de mudanzas, en clara alusión a cambios en la reforma laboral.

La crisis de la eurozona y de América latina, los dos grandes mercados tradicionales de España es una de las claves del profundo deterioro de la economía española.

RECONSTRUCCIÓN

Los datos del FMI se han dado a conocer en un momento de alta tensión y enfrentamiento entre partidos políticos españoles sin que sean capaces de consensuar una base mínima para poner en marcha un sólido plan de reconstrucción. El Congreso de los Diputados ha sido esta mañana otro escenario de los ya tradicionales ataques políticos.

Asimismo, aún está pendiente cerrar un acuerdo para ampliar los ERTEs hasta septiembre, una medida que desde el FMI se considera positiva y hace un llamamiento a España para que redoble los esfuerzos del Diálogo Social como solución a la crisis.