La caída del sector Servicios ha sido determinante

La economía española experimentó en el segundo trimestre de este año un desplome histórico con un descenso del 18,5%. El batacazo es consecuencia de los efectos de la pandemia del coronavirus y el consiguiente estado de alarma, el confinamiento y la paralización general de la economía nacional. La caía de la economía española es superior a la francesa (13,8%) o a la amena (10%) e inferior a la norteamericana (30%).

La mayor caída de la economía española se debe en gran parte a su gran exposición a sectores como el turismo, el ocio y la hostelería, que representan más del 15% del total del PIB nacional.

Este dato supone que la economía española entró en recesión al sumar dos trimestres consecutivos con caídas del PIB (Producto Interior Bruto). En el segundo trimestre la contracción con respecto al primero fue un histórico 18,5% y en términos interanuales fue del 22,1%. Se trata de la mayor caída trimestral en la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que arranca en 1970. Hasta ahora, los mayores retrocesos trimestrales del PIB habían sido el del primer trimestre de este año (-5,2%) y el del primer trimestre del 2009 (-2,6%).

Por sectores, hay que destacar el desplome del consumo de los hogares (21,2 %), de la inversión empresarial en bienes de equipo (25,8 %) y de las exportaciones (33,5 %), en un contexto de paralización de la actividad y cierre de fronteras, mientras que el gasto de las administraciones públicas creció el 0,4 %.

El empleo medido en horas trabajadas cayó un 21,4 %, un descenso superior a la destrucción de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, que disminuyeron un 17,7 %.

Esta caída del PIB en el segundo trimestre se acerca bastante a las previsiones que habían realizado distintos organismos. La AIReF había pronosticado un descenso del 20%, el BBVA lo situaba en el entorno del 17% y el Banco de España estimó que la contracción del segundo trimestre oscilaría entre el 16% en el mejor escenario y el 21,8% en el peor, con una caída media del 20%.