Calles vacías por el cierre de comercios

El PIB (Producto Interior Bruto) ha caído en España un 5,2% en el primer trimestre del año, lo que supone un desplome sin precedentes en más de un siglo. La causa es de todos conocida: la pandemia del coronavirus y el posterior decreto de estado de alarma, que obligó a paralizar prácticamente toda actividad económica durante seis semanas. Solo en 2009 huno una caída trimestral de la economía nacional parecida a ésta.

En el último trimestre del pasado año, el PIB creció un 0,4% y las previsiones para este año eran que la economía nacional creciese en torno al 1,8%. La pandemia ha hecho saltar por los aires esas previsiones y se espera que la economía siga cayendo en los próximos trimestres.

Los principales indicadores económicos han sufrido una notable caída en este primer trimestre del año: Consumo de los hogares -7,5%,  inversión empresarial -3,5%, vivienda -9,6% y exportaciones y las importaciones -8,4%. Por sectores: Construcción -8,1%, Servicios-5,6%, Industria -2,7%,  Agricultura -1,4%. En sector Servicios, el desplome es significativo en Comercio, Transporte y Hostelería, con -10,9% o Actividades Artísticas y Recreativas, con un  -11,2%.

En Europa, economías como Francia  Italia han sufrido retrocesos similares. Y las previsiones reflejan que el segundo trimestre de este año puede ser aún peor, a la espera de que se concreten las medidas de desescalada. El Gobierno espera que la desescalada frene la caída de la economía. Para l próxima semana ya está previsto que reabran algunas actividades económicas, aunque con medidas muy estricticas, como en el Comercio o en Servicios. La Construcción ya comenzó la escalada la pasada semana.