La FELE da por superados los años de crisis y su directiva no esconde su satisfacción por el excelente balance de 2018. La cifra más significativa es que ya son 4.300 empresas asociadas y que el presupuesto de este año crece hasta el millón de euros. Estas fueron las principales conclusiones de la Asamblea General de la FELE celebrada esta semana.

En la Asamblea anual se puso de manifiesto que la FELE ha cerrado el ejercicio 2018 en positivo, como demuestran las cuentas presentadas por Javier Vega, vicepresidente de FELE y presidente de la Comisión de Control Presupuestario y Financiero y presidente de la Cámara de Comercio de León. Las cuentas que fueron aprobadas  por la Asamblea cumplen con los principios de transparencia contemplados en el Plan de Viabilidad de la organización.

Asimismo, la Asamblea General aprobó el presupuesto de la organización para 2019, que supera el millón de euros.  Al respecto, Javier Cepedano, presidente de FELE,  manifestó que “el balance anual es positivo, hemos sido capaces de equilibrar un crecimiento basándonos en la responsabilidad”. En 2008 “la situación empezó a ser crítica y hubo que hacer un esfuerzo muy grande y creo poder empezar a dar datos positivos es muy importante”.

Cepedano añadió que “el mejor balance que puede hacerse de FELE es la realidad: contamos con nuevos asociados y ya son más de 4.300 empresas las que forman parte de este proyecto; un ejemplo de que el tejido empresarial leonés confía en nosotros”.

En el ámbito del diálogo social y la negociación colectiva, Enrique Suárez, secretario general adjunto de FELE, informó de los convenios colectivos firmados el pasado ejercicio y los que se encuentran en estos momentos en negociación, 8 y 11 respectivamente. El trabajo de la Federación en este ámbito da cobertura a más de 57.000 trabajadores y 11.000 empresas aproximadamente.

Por su parte, Juan Mª Vallejo, presidente de la Comisión de Desarrollo Corporativo, defendió el papel de FELE en el ámbito universitario y destacó el programa de inserción en la empresa desarrollado en la Federación junto a la Universidad de León. “La función de FELE es incentivar que los recién titulados se incorporen al mundo empresarial”, aseguró. Asimismo, animó a motivar, difundir y visibilizar este tipo de proyectos porque “las empresas tienen que pensar en el futuro y eso significa pensar en los jóvenes”.

Por último, durante la Asamblea el secretario general, Álvaro Díez, dio cuenta del trabajo realizado durante el 2018, desde las actividades y jornadas celebradas hasta trabajo realizado en las distintas comisiones. Entre otros asuntos, la Asamblea aprobó la integración de la Asociación de Hostelería y Turismo de la provincia de León asociación de pleno derecho en FELE.

El presidente del Consejo de Cuentas de Castilla y León, Mario Amilivia, fue el encargado de clausurar la Asamblea, donde mostró su apoyo a los empresarios leoneses.