Los resultados hechos públicos por el U-Ranking/Proyecto ISSUE 2020 (Indicadores Sintéticos del Sistema Universitario Español), que ha sido desarrollado en colaboración por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, destacan los muy buenos resultados que la Universidad de León (ULE) alcanza en docencia y en inserción laboral.

El ranking ha analizado datos de 70 universidades españolas que proceden del SIIU (Sistema Integrado de Información Universitaria), de la CRUE (Conferencia de Rectores de Universidades Españolas) y de la Web of Science con una cobertura temporal de 8 años (de 2010 a 2018), y ha ordenado las universidades españolas en función de su rendimiento docente, de investigación y de innovación y desarrollo tecnológico, corrigiendo los efectos del distinto tamaño de las instituciones para hacerlas comparables entre sí.

UNA PROGRESIÓN CONTINUA Y CONSTANTE

En la edición de 2020 la Universidad de León (ULE) ha mejorado sus resultados respecto a ediciones anteriores, y está situada en el nivel 6 de 12 con un índice de rendimiento de 1 (en la edición de 2018 y de 2019 estuvo en el nivel 8). Estos resultados demuestran que los logros de la ULE contrarrestan el efecto del tamaño, ya que las universidades de Valladolid y de Salamanca están situadas en el mismo nivel con el mismo índice de rendimiento.

En el apartado de ‘Docencia’ los resultados de la ULE son también mejores que en ediciones anteriores, ya que está en el nivel 4 de 7. Además, cuando se analizan los ámbitos evaluados: recursos, producción, calidad e internacionalización, se observa que es la mejor situada de las cuatro universidades de Castilla y León.

Los valores de los siguientes indicadores son superiores a la media: número de profesores por cada 100 alumnos; número de PDI doctor respecto al total de PDI; tasa de evaluación; tasa de no abandono; nota de corte y porcentaje de alumnos en programa de movilidad internacional. En el lado negativo, el ranking señala que es preciso mejorar en porcentaje de estudiantes de posgrado y porcentaje de estudiantes extranjeros (sin programa de movilidad).

En cuanto a la ‘Investigación’, es importante reseñar que la ULE se encuentra en el mismo nivel de rendimiento que las dos universidades más grandes de Castilla y León, en el nivel 10 de 17 con un índice de 1.

La principal novedad de la edición de este año es que incluye información complementaria sobre la ‘Inserción Laboral’ de las titulaciones pues se ha analizado la situación de los egresados en el curso 2013-14 cuatro años después de obtener el título.

El ranking ha tenido en cuenta la tasa de afiliación, es decir, el porcentaje de egresados universitarios afiliados a la Seguridad Social y en alta laboral respecto al total de alumnos egresados a los 4 años de obtener el título.

En esta dimensión los resultados alcanzados por la Universidad de León son especialmente buenos pues con un índice global de 1,08, la institución académica leonesa se sitúa en el puesto 17 de 67, siendo además la segunda mejor universidad española en el índice en la rama de ‘Ingeniería y Arquitectura’.