La Junta impulsa la restauración de la monumental escalera renacentista del palacio de Grajal de Campos, tras haberse detectado un fallo en la cimentación de la estructura, que obligó a la colación de un andamiaje de urgencia. Las obras se alargarán durante tres meses y cuentan con una inversión de 55.000 euros. “fmoinfluencer.es” publicó en julio tres reportajes sobre el palacio de Grajal y fue el primero en informar del deterioro de la escalera. La actuación de la Junta ha sido inmediata y eficaz,

Esta actuación ha sido posible tras la firma de un convenio entre la propia Junta y el Ayuntamiento de Grajal de Campos. Las obras consistirán en la recomposición de la estructura y la cobertura de la escalera, así como en la reparación de las fábricas y la recuperación de los huecos, dotándolos de carpinterías.

Este palacio es un monumento clave del inicio del Renacimiento en la provincia, construido a comienzos del siglo XVI por el señor de Grajal, don Hernando de Vega, y encargado a los arquitectos italianos Cristóbal y Lorenzo de Adonza. Está construido en dos etapas y el interior del palacio muestra verdaderas maravillas arquitectónicas, como las arcadas, las cornisas, los balaustres y el corredor, entre muchos otros. La escalera propuesta para su restauración está decorada con motivos simbólicos como los hipopótamos alados que representan la toma de Túnez en la que se utilizó artillería anfibia.

ESCUELA DE ARTE

El palacio de los Condes ya ha sido objeto de actuaciones por parte de la Junta de Castilla y León con la intención de devolverle todo su esplendor. Concretamente, durante dos veranos, los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de León han llevado a cabo trabajos de restauración gracias a un acuerdo entre la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la localidad.

Palacio de Grajal
Alumnos de la Escuela de Arte trabajando en uno de los suelos/ MC

Las intervenciones se centraron en tres zonas del palacio, correspondiéndose cada una de ellas con una técnica artística diferente. En el salón anexo a la logia se intervino en una solería de baldosa de terracota y decoración de azulejería, realizando labores de conservación, así como de clasificación y estudio de nuevas piezas aparecidas.

En el oratorio se trabajó en la recuperación de las pinturas murales que subyacían bajo sucesivos encalados del paramento, siendo consolidadas para la continuación de los trabajos en sucesivas fases, mientras que en la sala de la chimenea los trabajos se centraron en las molduras de yeso de la misma, así como en la recuperación de la yesería de la puerta que la flanquea.

Previamente se realizó una labor de estudio y documentación de los bienes a restaurar, determinando así el estado de conservación en el que se encontraba el conjunto y las propuestas más efectivas en cada caso. En el suelo cerámico también se realizó una limpieza y consolidación, tras haberse eliminado previamente una serie de morteros de reposición

Palacio de Grajal
Uno de los profesores de la Escuela de Arte muestra los restos de pintura en el oratorio/ MC

En el oratorio se recuperó un conjunto de pintura mural de iconografía ascensional a base de motivos estrellados sobre fondos azulados, que subyacía bajo el encalado, realizándose tareas de consolidación en las zonas descubiertas.

Asimismo, las yeserías de la chimenea se consolidaron estructuralmente y se efectuó una limpieza mecánica y físico-química, recuperándose un conjunto de yeserías que permanecían ocultas en la puerta aledaña a la chimenea, aludiendo a motivos animalísticos y vegetales, entre los que sobresalen diversos armiños como emblemas de los Vega.